Todavía me queda un premio por contaros…

Por casualidad, un día por la calle me encontré con Ana de Centro Femenino SAMA, entre otras cosas que no vienen al caso,  hablamos de mis premios anteriores y me dijo que no lo dejase, que continuase escribiendo.  Me contó que había visto por ahí, que La Azucarera había convocado un Certamen literario, me animó a que me enterase.

Y claro, en cuanto pude, busqué

la información…

La Biblioteca para Jóvenes Cubit, en colaboración con la Asociación de Vecinos «Tío Jorge¬ Arrabal», el IES La Azucarera y Zaragoza Activa, habían convocado el VI Certamen de Relatos Cortos «La Azucarera».

Se establecían dos categorías por edades: juvenil, para participantes con edades comprendidas entre los 12 y 17 años, y absoluta para participantes de 18 años en adelante.

El contenido de los relatos (motivos temáticos, personajes, argumento o ambientación) tenía que aludir necesariamente a algún aspecto relacionado con «La Azucarera», en su etapa actual o en el pasado.  El texto podía ocupar un máximo de un folio por ambas caras.

El plazo de admisión finalizaba el 4 de mayo, para los que se presentasen de forma presencial, y el 6 de mayo a las 23.59 horas, para lo que se presentasen mediante correo electrónico, que fue la opción elegida en mi caso.

El jurado estaba integrado por :

  • Un representante de la Asociación de Vecinos «Tío Jorge – Arrabal».
  • Un representante del IES Azucarera
  • Un representante de Zaragoza Activa
  • Un representante de la Biblioteca para Jóvenes Cubit

Y el relato que presenté, titulado «Los increíbles periplos sin rumbo«, ¡¡resultó ganador!!.  Podéis leerlo en el apartado de mi web «Relatos», concretamente aquí.

Entrega de premios

La entrega de premios se celebró el jueves 17 de mayo de 2018 en la Biblioteca para Jóvenes Cubit, a las 19,00 horas.

Me dio mucha rabia, pero no pude asistir, porque había confirmado mi asistencia a un Foro con anterioridad.  Me fastidió bastante, porque me hizo muchísima ilusión ser la ganadora.  En el acto, se leyeron los dos relatos ganadores.

Como yo no estaba, fue la bibliotecaria (¡qué oficio tan bonito!) Inmaculada García, quien leyó el mío.

El premio fue un cheque-regalo de 100 euros para canjear en la librería «París», que me entregaron unos días después en mi visita a la Biblioteca Cubit.  Solamente tengo palabras de agradecimiento para todas las personas de la Biblioteca, que tuvieron mensajes de cariño para mí en todo momento y que me animaron a continuar escribiendo, porque les había encantado mi texto.  También para los trabajadores de la librería, porque me recibieron maravillosamente, me felicitaron, me aconsejaron y me facilitaron la elección de los libros.

Los libros

Los libros que elegí fueron: «Un amor» de Alejandro Palomas (tengo pendiente hacer la reseña), «Más allá del invierno» de Isabel Allende (podéis ver la reseña aquí), «Madona con abrigo de piel» de Sabahattin Ali (reseña aquí), «Mi negro pasado» de Laura Esquivel (reseña aquí) y «La sinfonía del tiempo» de Álvaro Arbina (reseña aquí).

Hasta ahora es mi último premio, no ha habido tanta suerte en los siguientes… pero sigo intentándolo, rendirse es la última opción… no sé lo que pasará…