Entrevista a Carmen Posadas

En la edición de 2019 de Lunes de Otoño, tuve la suerte de asistir a la charla de Carmen Posadas.  Fue muy amena, entretenida y llena de anécdotas. Un año después, justo cuando noviembre está a punto de pasar página,he podido hacerle una entrevista a la escritora.  

Como suele ser habitual, ha respondido a las 12 preguntas sobre diversos temas relacionados con la literatura, con su forma de escribir y sobre sus libros.

Acaba de publicar una nueva novela «La leyenda de la peregrina», una joya legendaria en manos de una sucesión de mujeres extraordinariasLa escritora escoge en esta ocasión como protagonista de su nuevo proyecto a un objeto destinado a pasar de mano a mano y a tener una trayectoria azarosa y aventurera.

Como podéis imaginar, estoy feliz de contar con la presencia de Carmen en este proyecto que sigue creciendo.

Os la presento:

Carmen Posadas nació en Montevideo en 1953. Reside en Madrid desde 1965, aunque pasó largas temporadas en Moscú, Buenos Aires y Londres, ciudad en la que su padre desempeño cargos diplomáticos.
Comenzó escribiendo para niños y en 1984 ganó el Premio Ministerio de Cultura. Es autora además de ensayos, guiones de cine y televisión, relatos y varias novelas entre las que destaca “Pequeñas Infamias” galardonada con el Premio Planeta de 1998.

Sus libros han sido traducidos a veintiún idiomas y se publican en más de cuarenta países. La acogida internacional, tanto de lectores como prensa especializada, ha sido inmejorable. «Pequeñas Infamias» recibió excelentes críticas tanto en The New York Times como en The Washington Post. En el año 2002 en la revista Newsweek se saludaba a Carmen Posadas como “una de las autoras latinoamericanas más destacadas de su generación”

Otros galardones son el premio Apeles Mestres de literatura infantil y en el año 2008 Premio de Cultura que otorga la Comunidad de Madrid.

Sus novelas:

Cinco moscas azules (1996)

Nada es lo que parece (1997)

Pequeñas infamias (1998)

Premio Planeta

La bella Otero (2001)

El buen sirviente (2003)

Juego de niños (2006)

Literatura, adulterio y tarjeta Visa Platino (2007)

Hoy caviar, mañana sardinas (2008)

Deseos de mujer (2008)

La cinta roja (2008)

Invitación a un asesinato (2010)

El testigo invisible (2013) 

Medea (2014)

La hija de Cayetana (2016)

La maestra de títeres (2018)

La leyenda de la peregrina (2020)

 

Ensayos:

Yuppies, Jet Set, la Movida y otras especies (1987)

Quien te ha visto y quien te ve (1991)

El síndrome de Rebeca (1998)

Un veneno llamado amor (1999)

Por el ojo de la cerradura (2002)

A la sombra de Lilith (2004)

El síndrome de Rebeca (2014)

Usted primero (2015) 

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias. Estoy convencida de que, siendo escritora, eres primero una gran y apasionada lectora.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

Leo de todo (salvo ciencia ficción y poesía moderna). Para decirlo en términos gastronómicos, me gusta tanto una hamburguesa chorreante de kétchup como un blinis de Caviar. En otras palabras, tanto un best seller (siempre que no sea un insulto a mi inteligencia e intenten explicarme cómo funciona la rueda) como un sesudo ensayo o un clásico de tres mil páginas.

Dicho esto, mis autores favoritos son Proust, Santa Teresa de Jesús, Dickens, Jane Austen, Balzac, Borges, ….

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fueron esos primeros pasos dando forma a tus palabras. 

Yo era muy fea en una familia de guapos con dos hermanas rubias guapísimas y graciosísimas. Yo era un conguito y nadie jamás se ha reído con un chiste mío. Por eso empecé un largo y lacrimógeno diario que es el comienzo de mi carrera como escritora. Posiblemente si no hubiera sido esa niña tan fea y acomplejada, nunca me hubiera dedicado a esto.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres una escritora de éxito (quince novelas, 8 ensayos y 11 títulos de literatura infantil).  En este sentido ¿puedes contarnos cuándo llegó el momento de poder vivir de esa profesión? ¿Cuál fue la clave que te indicó que podías vivir publicando? ¿Cómo ha sido tu relación con las editoriales?

Sí, tengo la suerte de poder vivir del cuento en el más literal sentido de la palabra (risas). En mi vida hubo un antes y un después del Premio Planeta. A partir de ahí mi vida cambió. Aun así, digo que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Uno pasa la reválida con cada libro. Por eso, la carrera literaria se parece más a una maratón que a los 100 metros lisos. El que resiste, gana.

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil.  ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

Creo que lo único positivo que nos dejará esta pandemia es que mucha gente está descubriendo el placer de la lectura. Uno que requiere esfuerzo al principio pero que, una vez que se convierte en un hábito descubre uno que no hay nada igual.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

Antes era muy maniática. Escribía a mano, en un cuaderno sin rayas ni cuadritos. Tenía que escribir con un rotulador negro. También tenía que tomar té y mordisquear de vez en cuando una manzana (esto último era un pequeño homenajea Agatha Christie, otra de mis autoras favoritas).

Ahora en cambio yo no tengo manías. Escribo donde puedo y cuando puedo. En hoteles, en aviones, en trenes, viajo mucho y, sino lo hiciera así no podría sacar nada adelante.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio.  Además, quiero pedirte que nos cuentes cómo te documentas, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

Creo, al igual que Edison que el talento es un 1% de inspiración y un 99% de sudoración. También creo que la inspiración te tiene que pillar trabajando. A veces estoy más inspirada y escribo tres páginas seguidas (rara vez más que eso).

El resto del tiempo lo dedico a corregir, a reescribir, a escribir un artículo. Puede parecer poco, pero como decía Graham Greene, si escribes solo un folio al día, en un año tienes una novela de 365 páginas.

Otra parte de mi tiempo lo dedico a documentarme, a leer. A veces de un libro saco solo un par de anécdotas, nada más. Pero la documentación es básica. No solo para ambientar, también para construir un lenguaje, para “colorear” tu texto con detalles de olores, sabores, etc.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión, como ganadora del premio Planeta en 1998 con la obra “Pequeñas infamias” ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

Muy útiles. En mi vida hay un antes y después de ganar el Premio Planeta. Todos los premios aportan algo y son un espaldarazo necesario, Los escritores tenemos el ego frágil.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?  ¿Se puede aprender a escribir con la formación adecuada o es un valor innato? 

A mis alumnos de nuestro taller de escritura siempre les digo que el escritor requiere dos cualidades. No hace falta ser inteligentísimo ni cultísimo, pero si ser un buen lector, Alguien que lee mucho y de todo. La otra cualidad es la curiosidad. Hay que ir con el ojo bien abierto, verlo todo. Las historias están por todos lados y hay que pescarlas al vuelo. Si a estas dos cualidades añadimos tesón, perseverancia y resiliencia ya tenemos el cóctel perfecto.

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

La facilitan muchísimo. Hasta hace poco los escritores éramos como esos náufragos que escriben un mensaje, lo echan al mar en una botella y nunca saben a quién le llega el mensaje. Ahora en cambio podemos conocer a nuestros lectores, interactuar con ellos, aprender de ellos, ver qué les gusta y qué no. Es muy enriquecedor. Dicho esto, yo soy muy novata en las redes. Hasta hace nada no tenía ni Facebook ni Instagram. Twitter no tengo, ni tendré.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

Creo que existen Temas más femeninos o más masculinos. Dicho esto, hay hombres que pueden escribir sobre temas “femeninos” como Henry James, Proust, Balzac y mujeres que escriben temas más masculinos como Marquerite Youcenar en “Memorias de Adriano”.

11.-  En mi web publico reseñas de mis lecturas. Si tuvieses que quedarte con un solo de tus libros ¿cuál me recomendarías para que fuese mi próxima lectura? ¿Qué me contarías sobre él para que fuese mi próxima lectura? 

Te hablaría de mi próximo libro. Estoy muy contenta de cómo ha quedado (¡y yo no lo digo casi nunca!) El protagonista no es una persona sino un objeto. La joya más famosa que ha existido: La Perla Peregrina.

12.-  ¿Qué nos puedes adelantar sobre esa novela, «La leyenda de la peregrina», que estamos deseando leer y que ya ha sido publicada? 

Desde que un esclavo la pescó en Panamá comprando con ella su libertad por ser una pieza tan extraordinaria, ha pasado por muchas manos hasta llegar al presente. Reyes, reinas, aventureros, asesinos, artistas, estrellas de cine, duques, aristócratas, impostores… de todo ha habido entre los propietarios y también entre las personas que han configurado su historia de casi 500 años.

Siempre me he preguntado qué pasaría si los objetos pudiesen hablar. Cuántas historias de amor, odio, traición, abnegación, etc. podrían contarnos. Yo no sé hablar con los objetos, pero la Perla Peregrina habla por sí sola. Lo hace desde los cuadros de los grandes maestros que la pintaron. También desde los libros de historia, cartas, crónicas y memorias de aquellos que la admiraron.

Esta es su historia y también la de grandes personajes de la historia que la poseyeron. Desde Felipe II hasta Carlos el hechizado. Desde los primeros Borbones hasta Pepe Botella. Y luego desde Napoleón III a Elizabeth Taylor.

¡¡Tengo que darle un millón de gracias por esta entrevista a Carmen Posadas cuando acaba de publicar su última novela, un relato de 496 páginas sobre una joya legendaria!!

Carmen, muchísimas gracias por tu respuesta afirmativa y por hacer todo tan sencillo.  Es un placer encontrar autores tan generosos como tú, en plena promoción de un nuevo libro

¡Te deseo lo mejor con es maravillosa historia que acabas de publicar! Y espero tener la oportunidad de que firmes un ejemplar, además de leerla, por supuesto.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

Si no quieres perderte nada y recibir las novedades de Mis Palabras Con Letras

Privacidad

¡Ya te has suscrito! ¡Gracias!