Ya os comenté que empezaba septiembre con muchísima ilusión y no os engañaba.  Hoy publico una nueva entrevista del máximo interés.

He podido plantear a la escritora Espido Freire 12 preguntas, sobre diversos temas relacionados con la literatura.  ¡Claro! ¡estoy muy contenta de poder enseñaros sus respuestas!

No puedo más que mandarle ¡¡un millón de gracias desde aquí!!, porque además sé que está realmente ocupada con sus nuevos proyectos.

Primero os la presento:

Espido Freire nació en Bilbao en 1974. Debutó como escritora con “Irlanda”, novela que supuso una sorpresa en el entorno literario de aquel momento.

Año y medio más tarde consiguió el Premio Planeta por su obra “Melocotones helados” (1999). Se convertía con veinticinco años en la ganadora de menor edad en la historia del galardón.

Ha publicado otras seis novelas, varios libros de cuentos, ensayos, otros géneros (poemas, libro ilustrado, teatro…) y también novelas juveniles.

Colabora y ha colaborado con los principales medios de prensa nacionales, publica  en las revistas Objetivo Bienestar, Harper’s Bazaar, y Mujer Hoy, además de con la plataforma literaria Zenda. También ha trabajado como traductora literaria. Por otro lado, es creadora de contenidos para marcas y participa o protagoniza frecuentes campañas de publicidad.

Mantiene su propia página web y posee perfiles en Facebook, Twitter e Instagram @espidofreire

Durante la última década ha impartido cursos de creación literaria en las principales universidades españolas y varias internacionales. Se ha especializado en cursos de expresión oral y escrita y en oratoria para profesionales.

Es directora del Master de Creación Literaria de la Universidad Internacional de Valencia, VIU y profesora en el Master de Traducción de esa misma universidad.

Sus novelas:

Irlanda

Planeta, 1998, Premio Millepages

Donde siempre es octubre

1999

Melocotones helados

1999

Diabulus in musica

2001

Nos espera la noche

2003

Soria Moria

Algaida, Premio Ateneo de Sevilla 2006

La flor del Norte 

Editorial Planeta 2011

Llamadme Alejandra

Planeta, Premio Azorín 2017

Sus novelas juveniles:

La última batalla

El chico de la flecha

El misterio del arca

(Anaya Infantil, con la que ganó el Premio Letras del Mediterráneo 2018).

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias.  Estoy convencida de que siendo escritora, eres primero una gran y apasionada lectora.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

Soy, efectivamente, una lectora voraz, pero con mayor afinidad por títulos específicos que por autores.

Entre los clásicos sí puedo hablar de Shakespeare, o de Jane Austen o las Brontë como autores a los que no encuentro un pero; con los contemporáneos depende de cada novela. Intento estar al tanto de las novedades, tanto literarias como comerciales.

Y dedico varias horas al día a leer.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fue el proceso de tu primer libro, de tus primeros pasos dando forma a tus palabras. 

No, en mi caso mentiría si dijera que fue difícil: se me hizo largo porque desde los 16 años ya tenía Irlanda, y había escrito otras dos o tres novelas más durante la universidad, pero comencé a publicar a los 23 años, aceptaron sin demasiadas vacilaciones ese libro y el siguiente, y para mí escribir era un proceso natural y casi instintivo.

De hecho, me cuesta entender que alguien a quien le cueste escribir y sufra haciéndolo se dedique a pergeñar historias.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres una escritora de éxito, aunque vi un vídeo en el que explicabas los reducidos beneficios que correspondían a los autores. ¿Puedes contarnos cuándo llegó el momento de poder vivir de esa profesión? ¿Cuál fue la calve que te indicó que podías vivir publicando? ¿Cómo ha sido tu relación con las editoriales?.

Nunca ha sido un buen momento, que yo recuerde, ni para los libros, ni para las librerías ni para la lectura, si bien es cierto que desde que comencé a publicar la situación ha empeorado.

Yo me dediqué en exclusiva a escribir y al entorno literario desde el primer libro: es decir, he vivido durante los últimos 21 años de los derechos de autor, los artículos, las conferencias, cursos y otras actividades que se derivan de ser escritora. No hubo ninguna clave, solo una decisión. Mientras mis compañeros universitarios se preparaban para oposiciones o carreras académicas, yo me enfoqué a la creación y a generar contenidos.

Respecto a las editoriales, he publicado en grandes grupos y en editoriales pequeñas, y la relación se entabla con un editor y su equipo; acaba siendo de persona a persona, con las simpatías y las distancias que eso supone. Entiendo que trabajo con ellos, no aspiro a que sean mis amigos ni protectores, y eso ha hecho que la relación laboral hacia sido buena o muy buena.

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil. ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

Sí, hay que haber sembrado mucho y con mucha insistencia durante la infancia y la adolescencia. No es solo la tecnología, sino que los estudios superiores o el trabajo suponen también una dura competencia por el tiempo y la atención. No se trata de competir, además, sino de compartir el espacio.

Y respecto a convencer a alguien de algo… gustos e  ideología son dos de las constantes más fieles que se mantienen en la vida. Aún así, siempre se logra algo. Los lectores somos la resistencia.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

No, no. Cada vez menos, antes escribía con música, al menos. Ahora lo hago donde sea, como sea, cuando sea. Si puede ser en casa, mejor. Me encantaría convertirlo en algo más místico, pero estaría mintiendo.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio. Y también cómo te documentas para tus obras, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

Creo muy poco en la inspiración, y mucho en el oficio. Eso me da la ventaja de no depender demasiado de la creatividad ni de los días buenos. Tras tantos años de tramar historias, de escribirlas y de describirlas, se ha convertido en una segunda naturaleza. Una veces son más brillantes, otras más cotidianas, pero el trabajar, como yo, con esquemas cerrados y con una laboriosa planificación previa solventa gran parte de esas dificultades. El final, el desarrollo, todo queda claro antes de comenzar a redactar.

Por otro lado, la documentación merecería una entrevista por sí sola: cada libro requiere una diferente con medios distintos.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

Sí, claro que son útiles siempre que escojas bien a cuales te presentas y que tus expectativas sean moderadas. Ten en cuenta que un concurso no es un estudio de tu obra, solo una competición.

Hace muchos años que soy jurado de novela y relato, sobre todo, y mi experiencia me dice que no siempre gana la mejor obra, sino aquella que despierta mayor acuerdo: la unanimidad es rara. Y el azar juega una parte importante en el resultado.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?.  Sé que impartes también cursos ¿se puede aprender a escribir con la formación adecuada? 

Un buen escritor debe poseer una mirada y una voz propia, algo dificilísimo de conseguir y que debe educarse toda la vida. Por supuesto que a escribir se aprende. Y se pule, y se consiguen resultados si se está dispuesto a aprender y se es flexible frente a las posibilidades. Casi siempre me encuentro con carencias en la forma, falta de lecturas, o exceso de ambición. Formar parte del proceso de un nuevo autor es algo fascinante, y eso es lo que busco como directora del Máster de Creación Literaria de la VIU.

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

Bueno, a mí me ha ido especialmente bien en Instagram y estoy subiendo de manera constante en Twitter, donde tardé más en posicionarme hasta que entendí el lenguaje  y las normas no escritas.

Yo recomendaría llevarlas siempre en persona, y tener una buena estrategia de comunicación: no mezclar lo personal con lo profesional, cuidar mucho el contenido y ofrecer, en lo posible, algo original. A mí me ha ido bien así, y además de los aspectos que mencionas me ha abierto otras oportunidades de trabajo y de acercarme a otros campos.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

Creo que hay gustos y temas. Visiones y aspectos determinados, condicionados por países, por género, por clase social y por generación. Ser mujer influye hasta el punto en el que tú lo desees.

11.- Tienes numerosas novelas publicadas.  Entre todos tus libros ¿cuál me recomendarías? ¿Porqué elegirías precisamente ése? ¿Qué resaltarías de esa historia para convencerme de es mi siguiente lectura? 

La primera o la última novela. Porque puedes comenzar por el inicio de mi carrera, o por el final (que es otra manera de inicio). Respecto a lo de convencer… ya he dicho que no es lo mío. Sin duda te interesará, pero si  ves que no, coge otro.

12.-  Y la última pregunta está relacionada con el presente y con el futuro.  Me he dado una vuelta por tu página web y he podido comprobar que tienes una agenda llena de proyectos, incluyendo el lanzamiento de un perfume con su propio relato.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia? En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo? 

A finales de octubre aparecerá mi nueva novela en Planeta, y en noviembre, la nueva novela juvenil en Anaya.

Durante todo octubre, noviembre y 2020 continuaré con mis viajes literarios, en los que pueden acompañarme los viajeros que lo deseen.

Sigo en la Ser, en Los Muchos Libros, y con la II edición del Máster. Efectivamente, siempre intento combinar proyectos más divulgativos y populares con otros de corte académico; y la literatura es siempre el eje conductor.

¡¡¡No puedo más que reiterar mi agradecimiento a Espido por su disposición, su tiempo y sus respuestas!!! Ha sido un verdadero placer que hayas aceptado mi invitación y que hayas compartido tu experiencia y tus imprsiones con nosotros.

¡Te deseo lo mejor en tus nuevos proyectos!