Exposición «De Rubens a Van Dyck.  La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier»

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 1

Cuando queda muy poquito para que termine, he tenido la oportunidad de visitar una nueva exposición en el centro de Zaragoza.  Se trata de la exposición «De Rubens a Van Dyck.  La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier» que puede verse en el Museo Goya.

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 2

Datos

Fecha: Del 12 de noviembre de 2019 al 16 de febrero de 2020

Lugar: Museo Goya

Horario: De lunes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 20 horas.  Domingos y festivos, de 10 a 14 horas.

Entrada: 6 euros (3 euros para clientes de Ibercaja)

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 3

Introducción

La exposición «De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier» traza un recorrido desde el siglo XV hasta principios del siglo XVIII. A través de 42 obras podremos apreciar las principales características de esta pintura.

Se trata de una exquisita selección que nos muestra piezas de las figuras más importantes de la pintura flamenca como:

  • Peter Paul Rubens
  • Anton Van Dyck
  • Hendrick Goltzius
  • Jan Brueghel «El Viejo»
  • Joost de Momper «El Joven»
  • Martin de Vos, Jan Brueghel de Velours
  • Jan Van Kessel «El Viejo»
  • Gaspar Pieter Verbruggen

 

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 4

Contenido

La muestra se ha dividido en seis grandes espacios según la temática de las piezas: pintura religiosa, bodegones, paisajes, retratos y mitología.

Dentro de la Escuela Flamenca los artistas abordaron distintos géneros. Así, estaremos ante obras de marcado carácter religioso, obras mitológicas, retratos, etc.

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 5

El bodegón 

Supone uno de los temas más recurrentes de la historia de la pintura occidental.  La composición de los objetos, el juego con la luz y el claroscuro, la perfecta imitación de la naturaleza en busca de engañar al espectador, el estudio de la materia y el alarde técnico son sólo algunas de las características de estas obras.

Muchas veces la obra se convierte en un ejercicio sobre los propios valores de la pintura, -tema muy tratado en la época, en la que se buscaba dignificar la pintura como un trabajo intelectual-, otras expresaba un mensaje personal del autor o del comitente y en un gran número de casos un mensaje moralizante.

Exposición De Rubens a Van Dyck Mis Palabras con Letras 6

Arte religioso

La producción de los pintores flamencos fue de una gran calidad dentro de este campo importándose desde todo el mundo sus obras devocionales, caracterizadas por el detallismo de su técnica y unos colores brillantes y vivos.

En un primer momento nombres como Jan van Eyck, Roger van der Weyden o El Bosco hicieron de la pintura flamenca religiosa un elemento a admirar y codiciar.

Posteriormente, con el Barroco y la exaltación del sentimiento cristiano en todos los ámbitos, nombres como Rubens destacan por su especial expresividad, muy acorde con el objetivo de las obras encargadas.

El paisaje

Será a partir del siglo XV, con la pintura flamenca, cuando el paisaje adquiera una relevancia que en ningún momento había tenido.

Los artistas darán una gran importancia a la representación de la naturaleza en sus obras trabajando con minuciosidad cada uno de los objetos y destacando por su detallismo y dedicación.

Casi siempre podremos ver en las obras una pequeña muestra de la pericia del autor en la captación del entorno natural, bien por ser el lugar donde se realiza la escena o bien, en las escenas de interior, por la apertura de una ventana por la que se ve un paisaje.

El grabado

Entre las obras seleccionadas tenemos la oportunidad de observar un buen número de estampas realizadas mediante esta técnica.  Los dos retratos de Rubens, Felipe IV e Isabel de Borbón, son dos excepcionales muestras de la delicadeza que se puede llegar a alcanzar con el aguafuerte y nos sirven como ejemplo de la excelente mano del artista flamenco como grabador.

Igualmente deslumbrantes son las estampas que componen la serie «Iconografía de hombres ilustres» de Anton van Dyck, alumno de Rubens y otro de los grandes artistas flamencos del Barroco.

Los ejemplos incluidos en la exposición nos acercan a su faceta como grabador, donde podemos ver su habilidad para el dibujo, el gran dominio del aguafuerte, y la sensibilidad con la que contó a la hora de interpretar los gestos, rostros y texturas de sus retratados.

La mitología

Será principalmente en el encargo de obras civiles, sobre todo grandes programas iconográficos en los que se exaltaban determinadas características de una persona o genealogía, cuando se recurra a la mitología como fuente de inspiración.

Se apelara a la representación de los panteones griego y romano para aludir a las grandes gestas, enseñanzas morales, alegorías, mensajes complejos o genealogías.

El retrato

A partir del Renacimiento el retrato comienza a considerarse un género autónomo que no necesita de otros temas adicionales para legitimarlo.

Es la colocación del ser humano en el centro del universo, revolucionaria transformación renacentista que dota al hombre de la vanidad suficiente como para hacerse centro de una obra de arte.

Parten desde aquí múltiples variantes en las que se ensayan soluciones nuevas para resolver las necesidades de este género: los perfiles, los historiados, de familia y agrupaciones, los retratos en escenas históricas, etcétera.

La colección privada de Hans Rudolf Gerstenmaier

El empresario alemán ha reunido un gran número de pinturas europeas de diversas escuelas y procedencias, destacando las pertenecientes a la pintura flamenca.

Gerstenmaier llegó a España en 1962, sin casi dinero. Al poco tiempo creó su propia empresa de recambio de piezas de coches alemanes, que con los años llegó a tener 150 empleados y 30 delegaciones en España, también en Zaragoza (primero en el Coso, luego en la calle de Aragón).

En la década de los 70 empezó a sentirse atraído por la pintura flamenca y comenzó su colección de arte. Para Gerstenmaier, las piezas que atesora su colección conforman un conjunto “magnífico y armonioso” y lo que se puede ver en Zaragoza es “lo más excepcional”.

No atesora obras para disfrutarlas en privado, él tiene la fuera convicción de que su deber con la sociedad es compartir la belleza y la sabiduría que el arte nos ofrece.

Visitas

Visitas público individual: Sábados, 10 y 17 h. Domingos, 10 h.
Visitas grupos: De lunes a sábados, 10 y 17 h. Domingos, 10 h. Los grupos son hasta 30 personas, hay que reservar plaza.

Duración: 60 minutos.
Precio: 8 euros.

Mi opinión

Sin ninguna duda, os recomiendo la visita a la exposición «De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier», pero tendréis que daros prisa, porque el 16 de diciembre termina el tiempo para poder verla.

Hay algunas piezas que son realmente interesantes, como la serie “Iconografía de hombres Ilustres” de Anton Van Dyck, un excelente ejemplo de cómo podían acceder al retrato en ese momento un mayor número de grupos sociales, gracias a la valoración del hombre por sus propios méritos y a la difusión de las técnicas calcográficas.

Asimismo destacan la “Virgen de Cumberland” de Peter Paul Rubens, “La Adoración de los Magos” de Artus Wolffort y “Jesús despojado de sus vestiduras” de Frans Francken II.  Las tres son obras de carácter religioso, en este género la producción de los pintores flamencos fue de una gran calidad, caracterizada por el detallismo de su técnica y, por supuesto, por los colores utilizados.

Además, en uno de los paneles informativos de la muestra podemos conocer mejor el contexto histórico en el que se desarrolló esta pintura.  No olvidemos que el arte nace dentro de un contexto histórico y bajo unas condiciones económicas y sociales determinadas.  Esas circunstancias son las que permitieron el desarrollo de la Pintura Flamenca que hoy, siglos después, podemos apreciar, disfrutar y comprender de una manera única a través de estas 42 obras.

También aprendemos más de cada uno de los géneros, porque nos detallan qué son y su evolución. Por ejemplo, me ha llamado la atención que, aunque el bodegón ha sido tratado muchas veces como un género menor, supone uno de los temas más recurrentes de la historia de la pintura occidental.  O que el paisaje ha ido variando su valoración, pasando de un papel secundario a uno principal en un camino paulatino y lento hacia la independencia del género.

Y puede verse un vídeo de este importante coleccionista.  Así, descubrimos que el inconformismo y la filantropía son los dos elementos claves para que Hans Rudolf Gerstenmaier haya llegado a convertirse en uno de los grandes coleccionistas de nuestro país.

En definitiva, os está esperando esta interesante exposición de pintura flamenca «De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier» en el Museo Goya, en pleno centro de Zaragoza.  ¡No os la perdáis!  Y después, ya sabéis, podéis compartir con nosotros vuestros comentarios.