Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras

Mausoleo Amantes de Teruel

Como sabéis, me encanta visitar lugares y espacios, como el Mausoleo de los Amantes de Teruel, situado en pleno Centro Histórico de esa ciudad, junto al Conjunto Mudéjar de san Pedro  ¿Queréis que os cuente todos los detalles?  Acompañadme, que vamos a descubrir muchas cosas.

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 1

Tipo de visita: 

Tenéis toda la información en la página de la Fundación Amantes de Teruel.  Os cuento lo más importante.

Horario de las visitas:
De lunes a domingo de 10:00h. a 14:00h. y de 16:00h. a 20:00h. La taquilla se cierra 30 minutos antes de cada cierre.
Cerrado: 1 de enero, 25 de diciembre.
Días con horario reducido de apertura: 5 enero, 24 y 31 de diciembre de 10:00h. a 14:00h.
*** 

Hay tres tipos de tarifas:

General: Mausoleo + Conjunto Mudéjar: 9€ (no incluye torre y ándito). Visita completa: 10€.
Reducida: Mausoleo + Conjunto Mudéjar: 7,5€ (no incluye torre y ándito). Visita completa: 8,5€.
Gratuita: Menores de 7 años/ Amigos Amantes

La entrada incluye visita guiada o audioguía.

*** 

Duración de la visita completa: 60 minutos. Duración de la visita sin torre y ándito: 45 minutos.  Se realizarán pases cada 30 minutos para garantizar las medidas de seguridad y los aforos permitidos.

Para garantizar estas medidas de seguridad recomiendan hacer reserva previa.  Se puede hacer la reserva a través del correo electrónico: reservas@amantesdeteruel.es, Indicando nombre y apellidos, D.N.I., día de la visita, hora y número de personas. Una vez recibido el e-mail, la Fundación Amantes de Teruel te envía un correo de confirmación de la reserva.

Nosotros hicimos la reserva previa para la visita completa, incluyendo el Mausoleo, el Conjunto Mudéjar, torre y ándito.  Os recomiendo esta modalidad con la que accedes a todo, porque merece la pena y la diferencia es de un euro.  La cuestión es que, aunque reserves, después allí tienes que esperar para entrar.  En nuestro caso, había mucha gente y una persona atendiendo solamente.  A pesar de estar antes, no nos dio tiempo a entrar en nuestra hora.  Pudimos entrar en la siguiente, eso sí.  Esto se resuelve con un sistema en el que puedas comprar tus entradas directamente, como ocurre normalmente con otros monumentos.  Lo demás, retrasa mucho el proceso.

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 2

Mausoleo de los Amantes de Teruel:  

El actual Mausoleo de los Amantes fue inaugurado en 2005. El proyecto del edificio, diseñado por el arquitecto Alejandro Cañada, dispone de diferentes salas expositivas que pretenden acercar la Historia de los Amantes al visitante.

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 3

Recorrido expositivo: 

Desde el punto de vista conceptual, la organización del recorrido expositivo se articula en torno a cuatro sectores:
1.- El Amor en tiempos difíciles. Se explican las características sociales, políticas y culturales que rodearon los acontecimientos en el Teruel de principios del siglo XIII. a través de un audiovisual muy interesante. También hay referencias al hallazgo de las momias y sus vicisitudes a lo largo del tiempo, a la construcción de la Iglesia de San Pedro o a su reforma.
2.- La Historia de los Amantes. Aquí se cuenta el relato de los hechos que acaecieron en 1217 en Teruel entre Juan Martínez de Marcilla e Isabel de Segura. También se habla del debate histórico que este relato ha generado a través de los siglos, la polémica que siempre ha existido tanto alrededor de la naturaleza de las momias como de la propia historia. Se puede conocer la fuente, el escrito que motivó la búsqueda y el descubrimiento de los cuerpos.
***
3.- Los Amantes, fuente de inspiración. Sector destinado a explicar la influencia de los Amantes en el mundo de las artes (literatura, teatro, música, pintura, escultura…) a lo largo de la historia. Distintos expositores que explican esa influencia. Expresiones en la literatura, en el teatro, o el cine y la pintura. De hecho, en las paredes cuelgan el cuadro cedido por el Museo del Prado “Los amantes de Teruel”, pintado por Juan García Martínez bajo la influencia romántica del siglo XIX, o el mural de Jorge Gay “El amor nuevo”, una reinterpretación creada a comienzos del siglo XXI.
4.- El Reposo de los Amantes. Aquí se encuentra el Mausoleo de los Amantes, obra del escultor Juan de Ávalos,  Con la reforma, se abrieron grandes vanos en las recias paredes que permiten ver el conjunto escultórico que guarda a las momias de los Amantes con distancia, a cierta altura. Quienes necesitan tocar, también pueden acercarse a través de lo que queda de una de las viejas construcciones que había. Justo al lado del túmulo, una serie de paneles explican cómo fue el hallazgo de los cuerpos y el emplazamiento que han tenido a lo largo de los siglos.
Se mencionan otros espacios que estamos conoceremos al traspasar la puerta que separa el edificio del Mausoleo con la impresionante Iglesia de San Pedro.

Historia de los amantes: 

Esta es la historia, tal y como aparece en la página de la Fundación:

En Teruel un joven llamado Juan Martínez de Marcilla, se enamoró de Isabel, hija de Pedro Segura. El padre no tenía otra hija y era muy rico. Los jóvenes se amaban mucho, hasta el punto que se hablaron. El joven le dijo que la deseaba tomar por esposa, ella respondió que el deseo de ella era el mismo, pero que supiese que nunca lo haría sin que su padre y madre se lo mandasen. Entonces, él la quiso más. El era un buen joven, pero no tenía riquezas.

El joven dijo a la doncella que, como su padre tan sólo le despreciaba por la falta de dinero, que si ella lo quería esperar cinco años él iría a trabajar por mar y por tierra, donde poder ganar dinero. Ella se lo prometió. Peleando contra los moros, ganó pasados cinco años cien mil sueldos, por mar y por tierra. La doncella en este tiempo fue muy importunada por el padre para que tomase marido. Su respuesta era que había votado virginidad hasta que tuviese veinte años, diciendo que las mujeres no debían casar hasta que pudiesen y supiesen regir su casa. El padre como la amaba la quiso complacer.
***

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 7

Pasados los cinco años el padre le dijo: Hija, mi deseo es que tomes compañía. Ella, viendo que el plazo de los cinco años había pasado y no sabía nada del enamorado, dijo que lo haría. En seguida el padre la desposó y al poco tiempo se realizaron las bodas; y el otro llegó.

El enamorado se puso tras el lecho de su amada ya desposada y le dijo: bésame que me muero y ella repuso: No quiera Dios que yo falte a mi marido. Por la pasión de Jesucristo os suplico que busquéis a otra, que de mí no hagáis cuenta, pues si ha Dios no ha complacido, tampoco me complace a mí. El dijo otra vez: bésame que me muero; repuso ella: No quiero.
Entonces el cayó muerto. Ella, que lo veía como si fuera de día por la gran luz de la habitación, se puso a temblar y despertó al marido diciendo que roncaba tanto que le hacía sentir miedo, que le contase alguna cosa. Y él contó una burla. Ella dijo que quería contar otra. Y le contó lo ocurrido y de cómo con un suspiro Juan había muerto.
Dijo el marido: Oh! Malvada, y ¿Por qué no lo has besado? Repuso ella: por no faltar a mi marido. Ciertamente, dijo él, eres digna de alabanzas.
*** 

Mausoleo Amantes de Teruel 8

El, todo alterado, se levantó y no sabía qué hacer. Decía: Si las gentes saben que aquí ha muerto, dirán que yo lo he matado y seré puesto en gran apuro.
Acordaron esforzarse y lo llevaron a casa de su padre. Lo hicieron con gran afán y no fueron oídos por nadie…
A la joven le vino al pensamiento cuánto la quería Juan y de cuánto había hecho por ella, y que por no quererlo besar había muerto. Acordó ir a besarlo antes que lo enterrasen; se fue a la iglesia del señor san Pedro, que allí lo tenían. Las mujeres honradas se levantaron por ella. Ella no se preocupó de otra cosa más que de ir hacia el muerto. Le descubrió la cara apartando la mortaja, le besó tan fuerte que allí murió. Las gentes que venían que ella, que no era parienta, estaba así sobre el muerto, fueron para decirle que se quitase de allí pero vieron que estaba muerta. El marido contó a todos a los que había delante el caso según ella se lo había contado. Acordaron enterrarlos juntos en una sepultura.

Iglesia de San Pedro: 

Mausoleo Amantes de Teruel 9

Tras escuchar la historia de los amantes y los avatares de las momias, pasamos a la iglesia de San Pedro.  Esta iglesia fue construida a lo largo del siglo XIV. Responde a la tipología de iglesia de nave única con ábside poligonal y capillas laterales que, cubiertas con bóveda de crucería simple, circundan todo el templo.
Como rasgo distintivo del mudéjar aragonés, un ándito superpuesto sobre las capillas laterales rodea la nave y el ábside. Se abre únicamente hacia el exterior por medio de arquerías que rememoran la función defensiva de las iglesias fortaleza de época medieval.
Nos explicaron que el templo ha sufrido sucesivas reformas y restauraciones que han ido transformando su espacio. En el siglo XVIII fue sustituida la puerta principal por el portal que hoy conocemos. Posteriormente, dentro de las obras de restauración llevadas a cabo en 1896, Salvador Gisbert dejaría su impronta pictórica en la decoración interior.
Mausoleo Amantes de Teruel 10
La última restauración acometida durante los primeros años del siglo XXI y dirigida por los arquitectos Antonio Pérez y José María Sanz, ha supuesto la apertura de la misma después de más de una década cerrada al público.

Claustro de San Pedro: 

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 11

Construido en la segunda mitad del siglo XIV, pertenece al grupo de los cuatro claustros mudéjares que todavía se conservan en Aragón, al menos parcialmente.

Adosado al lado de la epístola de la iglesia de san Pedro, es decir, en orientación sur, es de planta cuadrada, realizado en ladrillo y presenta tres vanos abiertos en cada lado del patio central, único espacio donde puede vislumbrarse el aspecto mudéjar que pudo tener.
El claustro, lugar en el que reposaron los cuerpos de los Amantes, ha sufrido diversas reformas a lo largo de los siglos que han ido dejando su impronta. Probablemente una de las más profundas transformaciones fue la acometida a principios del siglo XX, en la que se rebaja el nivel del suelo, se reviste completamente de yeso y se añade la decoración neogótica.
La última restauración, finalizada en 2008 y dirigida por los arquitectos Antonio Pérez y José María Sanz y supone la apertura de este espacio con fines turísticos y culturales, viniendo a completar de este modo el Conjunto Amantes.

Ábside y Jardín de San Pedro: 

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 12

Fue construido en el siglo XIV y tiene forma poligonal de siete lados. Declarado junto a la torre mudéjar de san Pedro Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1986, está decorado con arcos mixtilíneos entrecruzados, de ladrillo resaltado y cerámica vidriada de color verde y blanco de influencia almohade. Sobre la cubierta aparecen siete torreoncillos de forma octogonal que conceden al ábside un aspecto muy singular.
En su interior, la prolongación del ándito se traduce en una serie de ventanas geminadas que lo ponen en contacto con la antigua judería medieval.

Torre de San Pedro: 

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 13

Construida en el siglo XIII, con una altura original de 25 metros, es la más antigua de las torres mudéjares turolenses. Tipológicamente responde al modelo de torre-puerta, ya que en su planta inferior se abre un paso abovedado de cañón apuntado que permite la circulación viaria y su integración en la red urbanística de la ciudad.
Se encuadra dentro de las torres mudéjares de estructura cristiana formada por una única torre exterior de planta rectangular y dividida en tres estancias superpuestas. Su decoración exterior, sobria y elegante, presenta la típica ornamentación mudéjar basada en cerámica vidriada y ladrillo.
En la actualidad, si el visitante lo desea, puede ascender hasta el cuerpo de campanas de la torre, mediante una escalera de caracol que consta de 74 escalones.

Ándito:  

Mausoleo Amantes de Teruel 14

Desde el interior de la torre de san Pedro se accede al ándito, un elemento arquitectónico que rodea la iglesia por el exterior, desde el que se pueden apreciar los detalles del exterior de la torre, las vidrieras y el rosetón de la iglesia, así como la reforma de la puerta de la misma fechada en el siglo XVIII.

Fundación Amantes de Teruel:

La Fundación Amantes de Teruel es una institución sin ánimo de lucro que nace en 1998 con el propósito de mantener y difundir las tradiciones que tienen como eje la historia de amor de Isabel de Segura y Diego de Marcilla.
Son varios los fines fundacionales:
1. Promover y desarrollar cuanto concierne a la tradición de los “Amantes de Teruel”.
2. Gestionar, conservar y administrar los bienes adscritos a la Fundación.
3. Realizar la difusión cultural para facilitar a los vecinos de la ciudad de Teruel y a sus visitantes el conocimiento de las tradiciones de los Amantes de Teruel, así como sus manifestaciones artísticas, especialmente el mudéjar, características de la ciudad.
En la actualidad, la Fundación trabaja en torno a tres ejes fundamentales: Eje turístico, Cultura y Documentación, y Gabinete Didáctico, desarrollando actividades encaminadas a conseguir los objetivos expuestos.

Mi opinión: 

Tenía muchas ganas de volver a Teruel.  Hacía muchos años que no estaba por allí y encontré una ciudad cuidada, arreglada, ideal para pasar un par de días y desconectar.   Es la capital mundial de la arquitectura Mudéjar y también cuna de dinosaurios.  En la misma, se puede admirar la arquitectura mudéjar en las Torres y la techumbre de la Catedral, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, visitar el Mausoleo de los Amantes (Diego e Isabel, protagonistas de la más bella historia de amor jamás contada), y acercarse a Dinópolis para descubrir cómo era el mundo animal en Teruel hace 150 millones de años y ver a tamaño natural los dinosaurios que poblaban la provincia.

Siendo la ciudad de los amantes, a mí me sirvió para celebrar una fecha muy especial, un aniversario redondo que merecía, por lo menos, una escapadita.  Y así fue.  Además de visitar sus monumentos, disfrutamos de su excelente gastronomía.  Sí, me sorprendieron gratamente los sitios que elegimos para reponer fuerzas.  También las personas que los atendían, encontramos gente muy amable y muy por la labor de atendernos.

*** 

Por supuesto, teníamos que visitar -entre otras cosas- el Mausoleo de los Amantes de Teruel. Está claro que, si hay una historia legendaria que identifica a Teruel en el mundo, es la de los Amantes de TeruelAntecedentes de la misma ya se encuentran en el Decamerón de Bocaccio y grandes autores como Tirso de Molina, Andrés Rey de Artieda  o Juan Pérez de Montalbán escribieron en el Siglo de Oro sobre el tema. Durante el romanticismo, Juan Eugenio Hartzenbusch la tomó también como argumento para su obra más conocida y Tomás Bretón compuso la ópera de su nombre, que fue estrenada en el Teatro Real de Madrid. En la pintura destaca el cuadro de Muñoz Degraín, y en escultura la obra de Juan de Ávalos.

Ya os he explicado más arriba que nuestra llegada no fue como esperábamos.  A pesar de tener reservada la visita previamente, tuvimos que esperar un buen rato para acceder.  En el interior se llevaba mejor, pero fuera hacía mucho calor, y la espera en el exterior se hizo larga.  A todos los que esperábamos nos disgustó esta situación.  ¿No es más sencillo vender las entradas online?  Si no es posible -tiene que ser posible porque se hace en casi todos los monumentos- ¿no puede haber más de una persona para facilitar la gestión y hacer más corta la espera?

*** 

Eso sí, el guía que nos acompañó durante el recorrido hizo la visita muy amena, preguntando a menudo si teníamos alguna duda.  Nos estremeció la historia de la momias, porque fueron incluso exhibidas.  Menos mal que hoy pueden visitarse sus restos, bajo unas magníficas esculturas de Juan de Ávalos, en el mausoleo.  Parece ser que el peregrinar de las momias comenzó con su descubrimiento en el año 1555 en una capilla de la iglesia de San Pedro, donde permanecieron visibles hasta el año 1578. Entonces, fueron enterradas de nuevo en la capilla de San Cosme y San Damián de la misma iglesia. Después, un notario mandó desenterrar los cuerpos y levantó acta notarial de los mismos así como de toda la historia. Durante el siglo XVII, los cuerpos pudieron ser visitados en la misma iglesia de San Pedro, hasta que se decidió guardarlos en un armario fuera de la iglesia.

A comienzos del siglo XVIII fueron trasladados de nuevo a un anexo de la iglesia de San Pedro colocándolos esta vez en un panteón. Se realizó un templete de madera para acoger los restos, en una sala del claustro de la iglesia de San Pedro.  En el año 1902 en que fueron depositados en dos nuevos sarcófagos de madera tallada y con tapa de cristal. Coincidiendo con la guerra civil, las momias fueron trasladadas a los sótanos del convento de las Carmelitas de Teruel para su custodia y, una vez finalizada, fueron devueltas a su anterior ubicación.

*** 

En el año 1955, año del IV centenario del descubrimiento de las momias, un diario de Teruel comenzó una campaña a nivel nacional con el fin de recaudar fondos para la construcción de un mausoleo. La campaña no tuvo el resultado esperado pero se logró que Juan de Ávalos visitara la ciudad. Al contemplar el horrible espectáculo que ofrecían las momias, se comprometió a realizar un mausoleo digno. Pocos meses después regaló a la ciudad de Teruel su maravillosa obra: el mausoleo de alabastro y bronce en el que actualmente reposan los restos de Diego de Marcilla e Isabel de Segura. No diréis que no es una historia que merece ser contada por todas las vicisitudes vividas.

¿Os habéis fijado en las manos? No llegan a rozarse, simbolizando de ese modo un amor no culminado.  Parece que quieren unirse, pero no lo consiguen, representando su amor imposible. No obstante, cuando la luz juega y a través de sus sombras, las manos se unen.

*** 

Isabel lleva la mano en el vientre y los pies desnudos, como símbolo de su pureza. Él lleva la mano en el pecho, como símbolo de gallardía. Ambos inclinan sus cabezas como si tuvieran intención de ver al otro, aunque no lo consiguen. Los sarcófagos se asientan en bases moldeadas en bronce. Para él, leones que simbolizan la valentía. Para ella, ángeles que señalan fidelidad y obediencia. Entre la base y la escultura yacente, en la cabecera de los sepulcros, los escudos de la familia. A los lados, una especie de celosías de alabastro permiten ver los cuerpos momificados que se hallaron siglos atrás en la cercana Iglesia de San Pedro.

Son dos estatuas yacentes sobre dos sarcófagos, esculpidas en alabastro de una forma prodigiosa, con un nivel de detalle impresionante y un tratamiento de los pliegues de los ropajes que impresionan.

*** 

Por supuesto, también pudimos disfrutar del Teruel mudéjarLa ciudad de Teruel es un ejemplo de los más representativos que se pueden encontrar del arte mudéjar aragonés y español. Tal es así, que el mudéjar turolense fue reconocido en 1986 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.  Visitamos las torres más antiguas, San Pedro y la Catedral, que son de mediados del siglo XIII.  También las torres de El Salvador y San Martín, ya del siglo XIV.  

Por si acaso, os cuento que el mudéjar es una simbiosis del románico y gótico propios de Occidente y de los elementos decorativos más característicos de la arquitectura musulmana. Por eso, en las construcciones mudéjares podemos encontrar elementos como el arco de medio punto o el ojival propios de la cultura cristiana junto con el uso de las filigranas decorativas a base del ladrillo, material de construcción mudéjar por excelencia y con motivos de cerámica vidriada. Todo ello, junto con la utilización de la madera en las techumbres, son los elementos más representativos de la arquitectura musulmana. Y añado una curiosidad: este estilo arquitectónico solamente se dio en la península Ibérica, que fue el lugar en el que convivieron durante varios siglos ambas culturas.  En mi ciudad, Zaragoza, también hay bonitos ejemplos del estilo mudéjar.  

*** 

Nos acercamos también a la catedral de Teruel.  Entramos para visitarla, pero no nos permitieron subir a ver la techumbre de cerca.  Una pena, porque todavía no habían llegado los grupos a los que estaban esperando.  Nos hubiese dado tiempo de subir y verla.  Nos pareció una mala organización, sin ninguna duda.  Su excusa fue que «todos los visitantes vamos a la vez y que el lunes ya no tendrían a nadie».  Nos dejaron asombrados con el comentario.  Como os digo, una lástima porque es, sin duda, una techumbre mudéjar preciosa de madera pintada y está considerada la capilla sixtina del mudéjar.  Su magnífica decoración está hecha a base de motivos geométricos, heráldicos, vegetales, epigráficos y figurativos (oficios, religiosos, reyes, reinas, caballeros, nobles, santos, etc.).  Y constituye una verdadera enciclopedia de la vida medieval, que tendremos que disfrutar en otra ocasión.

Eso sí, por la noche, después de cenar, volvimos al jardín de San Pedro porque, durante la visita, nos llamó la atención una bonita terraza con una pinta estupenda.  La temperatura acompañaba y nos permitió pasar un rato agradable.

***

Mausoleo Amantes de Teruel Mis Palabras con Letras 15

Sin ninguna duda y a pesar de algunos detalles claramente mejorables, Teruel merece una visita y también el Mausoleo de los Amantes.  Y, si os ha interesado la historia, recordad que cada mes de febrero la ciudad de Teruel revive la tragedia de Los Amantes: Las Bodas de Isabel de Segura.

 

2 Comentarios

  1. Dora Beatriz Franco

    Que hermosas tus narrativas y tu sentido de compartir tus aprendizajes. Gracias

    Responder
    • Mis Palabras con Letras

      ¡Muchas gracias, Dora, por tus palabras y por tu visita! Me alegra tu comentario y tu impresión sobre las publicaciones que voy haciendo. ¡Te espero por aquí siempre que quieras y gracias a ti!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Suscríbete!

Si no quieres perderte nada y recibir las novedades de Mis Palabras Con Letras

Privacidad

¡Ya te has suscrito! ¡Gracias!