Recientemente obtuve el segundo Premio de la XIII Edición del concurso literario “Ciudad de Caspe con mi relato «Los alfileres del dobladillo».  Os lo conté con detalle en una entrada del blog, concretamente aquí.

Este relato fue también finalista en el XI Concurso de Cuentos y Relatos Breves Junto al Fogaril – Año 2018, otro importante certamen literario. 

Y ahora, con una enorme ilusión, lo comparto con vosotros, esperando que os interese. 

El relato comienza así:

Nuestra tía Maleles fue como una segunda madre para mí y para mi hermano.  Pero una de las buenas, consentidora y siempre dispuesta a responder con un sí a cualquier petición, por descabellada o pretenciosa que fuera la propuesta.  Además de ayudarnos a cumplir todas nuestras infantiles fantasías con cariño, se dedicaba a coser con un estilo y un oficio que hubiesen deseado muchos grandes maestros de la costura, de esos que figuran demasiado y enhebran poco, como nos decía ella.  Su fama de excelente modista era conocida en toda la comarca y, en numerosas ocasiones, recibió a elegantes señoras de la ciudad, a las que no importaba viajar por esa infernal carretera repleta de curvas, en sus imponentes y poco usuales automóviles, conducidos por uniformados chóferes que, a menudo, eran muy simpáticos y accedían a darnos un garbeo corto, mientras les cogían las medidas a sus emperifolladas jefas. 

Para leerlo completo, lo podéis descargar en el siguiente enlace:

Los alfileres del dobladillo

¡¡Espero vuestros comentarios!! Me encantaría que me dieseis vuestra opinión sobre el relato.

Ojalá os haya gustado…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *