Reseña «Cicatriz»

Juan Gómez-Jurado

Cicatriz Mis Palabras con Letras 1

Páginas: 564

Curiosidades

Es importante iniciar la reseña de «Cicatriz», indicando que su autor, Juan Gómez-Jurado, insiste en que los lectores de esta novela descubran la trama poco a poco, que conozcan a los personajes sin ningún tipo de prejuicio previo y que avancen a lo largo de la historia a la vez que lo va haciendo Simon.  Eso sí, con algo más de información que él; y esto es algo muy complicado si se desvela lo más mínimo de la trama.

Por tanto, su pretensión es que el lector haga el viaje hasta el final y disfrute de él sin intentar adelantar qué va a ser lo siguiente que ocurra, que se dejen llevar por la historia.  Lo cierto es que la realidad es una fuente inagotable de recursos para el escritor. De hecho, en muchas ocasiones, encuentra una anécdota sobre alguien que ha existido realmente que le inspira todo un personaje o una historia.

Por ejemplo, el personaje de Arthur está inspirado en Arturo González-Campos, uno de sus mejores amigos. No obstante,, eso no quiere decir que Arturo tenga síndrome de Down, al contrario, cuenta con una cultura muy extensa y una aguda inteligencia, además de con un excelente sentido del humor, da gusto hablar con él de cualquier cosa. Pero, sí es una persona que le inspira mucha ternura y cariño y es en ese lado más tierno e infantil que posee en el que se ha centrado para crear al hermano de Simon.

***

¿Os cuento algo más? El autor reconoce que le hace muy feliz saber que sus libros se leen en tantos países, pero que es una persona muy normal, con una vida muy normal. No se para a pensar en eso, porque se volvería loco. Simplemente hace los libros que le apetece escribir. Además, su experiencia demuestra que no hay que dar demasiada importancia a las críticas, ni a las buenas -porque puedes creerte mejor de lo que eres-, ni a las malas –porque pueden hundirte en la miseria-. Dicho esto, confesó en su momento que le estaba haciendo mucha ilusión leer las críticas tan positivas que estaba recibiendo «Cicatriz».

.

Sinopsis

Simon Sax podría ser un tipo afortunado. Es joven, listo y está punto de convertirse en multimillonario si vende su gran invento -un asombroso algoritmo- a una multinacional. Y, sin embargo, se siente solo. Su éxito contrasta con sus nulas habilidades sociales.

Hasta que un día vence sus prejuicios y entra en una web de contactos donde se enamora perdidamente de Irina, con la inexperiencia y la pasión de un adolescente, a pesar de los miles de kilómetros que los separan. Pero ella, marcada con una enigmática cicatriz en la mejilla, arrastra un oscuro secreto.

Una novela que te hará mirar de otra forma a la persona con la que duermes.

 

Mi opinión 

 
Estructura

La novela cuenta con dos pequeñas introducciones, una llamada «Irina» y la otra «Simon».

Después hay varias partes.  La primera es «Antes», dividida a su vez en «Primer error» con 8 capítulos y «Segundo error» con 24 capítulos.  La segunda parte es «Ahora», dividida también en «Tercer error» con 7 capítulos y «Último error» con 1 capítulo.  Se completa el libro con una «Nota del autor» y «Agradecimientos».

 

La historia

«Cicatriz» es básicamente la historia de Simon Sax en el proceso de venta de Lisa. Un personaje por el que sientes ternura y simpatía desde el principio, aunque no es simplemente el típico torpe sin capacidad para las relaciones sociales.  A partir de ahí, se van entremezclando otros personajes y otros temas, destacando por encima de todo, la vida de Irina, que te estremece (no quiero desvelar mucho más).

Según mi criterio, es importante destacar que la trama del libro transcurre en dos tiempos distintos:

  • El presente contado por Simon en primera persona.
  • El pasado de Irina.

Desde esa base, van surgiendo otras muchas ideas: la discapacidad, la amistad, el amor, la importancia del pasado, de tu lugar de origen, de tu familia y de tu entorno, el acoso escolar, el maltrato, el alcoholismo, las páginas de contactos, la mafia, la guerra, el terrorismo, el crimen, las drogas, la prostitución, la trata de mujeres, las relaciones laborales y las sociales, la soledad, las necesidades del ser humano, el poder, las grandes empresas y… hasta la informática.

 

Los personajes

Quiero destacar que, en la novela, llegas a conocer bastante bien a los personajes y en todos es importante su pasado, su niñez y los acontecimientos (graves y nimios) que les van pasando.  Me gusta que hagan cosas bien, otras no tanto y, sobre todo, que hagan acciones inesperadas o tengan reacciones sorprendentes.

Simon Sax es un grandullón que no reacciona bien a la presión ni a las interacciones sociales, ni siquiera a estar cerca de otras personas.  Le gusta la soledad. Desde pequeño, en presencia de otros, sufre ansiedad, sudores fríos, náuseas y mareos.  No permite que nadie le hable de su hermano, nunca. Ha estudiado Ingeniería Informática.  Su fobia social ha ido aumentando hasta convertirle en un ermitaño de metro noventa y cien kilos de peso. Viste con una camisa arrugada y pantalones cargo de anchos bolsillos.

Sus ojos son castaños, su pelo negro y muy corto, lleva barba de tres días. Tiene una sonrisa bobalicona y unas mejillas que no han dejado la gordura de la infancia. Él se ve a sí mismo como patoso, repulsivo e idiota.  Odia los bordes de la pizza.  El trabajo duro y el fracaso constante le han vuelto cínico. Cree que ha desperdiciado media vida con las series de televisión y los cómics. Piensa que los demás le ven torpe, patético e inútil. Es cierto que es un tímido crónico. No tiene padres. Después de una mala experiencia en el instituto, su vida sentimental se ha limitado a algún que otro roce breve, desafortunado y patético.

Tom Wilson es el abogado y el mejor amigo de Simon, al que consigue tranquilizar y reconfortar.  Es un palmo más bajo y pesa veinte kilos menos que el protagonista.  Es menudo, pelirrojo, de ojos vivaces, inagotable.  Siempre tiene una sonrisa y una palabra amable. Tiene la piel de titanio y menos vergüenza que un vendedor de coches usados libanés.  Se conocen desde hace ocho años, cuando ambos estaban en el último curso de la universidad. Le gusta hablar sin cesar y a Simon le agrada que alguien llene el silencio que le acompaña a todos lados como una parte más de su cuerpo.

A veces parece un torrente de energía sin destino, un anuncio sin producto.  Jamás se justifica, solo bromea y aparenta normalidad.  Tiene treinta años y vive de alquiler, no tiene gran cosa a su nombre, conduce un Ford Fiesta de 1996. Siempre está disponible para una cerveza o para ver un partido en la tele. Presume de saber dejar a sus ligues y puede ser bastante machista cuando quiere. Pero, en esencia, es una buena persona. Sale con una farmacéutica, la primera novia a la que Simon no quiere estrangular a los quince segundos de que abra la boca.

Arthur es el  hermano de Simon. Tiene una manera especial de mirar el mundo, tierna e inocente.  Camina con pasos cortos y apresurados.  Sus ojos son oscuros y achinados, su cara de luna y sus dedos cortos. Trisomía del par 21 es lo que tiene.  Simon no aguanta los nombres que le pone la gente:  Síndrome de Down, disminuido psíquico, especial; o los insultos como retrasado, mongolo o subnormal. En su corazón solo hay bondad y no comprende la agresión. Nació cuatros antes que su hermano y con problemas de corazón. Cada órgano de su cuerpo está comprometido por su singularidad genética.

Vive en una residencia para personas con necesidades especiales, aunque tiene libertad para entrar y salir porque su nivel de discapacidad psicológica es relativamente baja.  Le encanta jugar al UNO y se enfada con Simon si pierde.  Hace una salsa de tomate espectacular.

Irina Badia o Skorbatjuk tiene veinticuatro años y un máster en Administración de Empresas.  Vive en Kiev y le gusta la danza, la música y las películas antiguas.  Mide un metro setenta y tres, no fuma, no bebe. Sus ojos son tristes y verdes, sus manos grandes. Es pelirroja y su pelo es ondulado, salvaje, con vida propia y siempre huele a moras. De tez blanca que casi resplandece al sol de la tarde.  Una mujer ni especialmente guapa ni con un cuerpo escultural, más bien atlética.  Camina con una firmeza y una seguridad que obligan a volver la cabeza.

No tiene apenas acento y hace muchas preguntas, anotando las respuestas en una pequeña libreta moleskine que le acompaña a todas partes. Lleva siempre una mochila gastada, que parece tener miles de kilómetros a sus espaldas. Su mirada es hielo verde bajo el que se agitan las sombras. Tiene una pequeña cicatriz debajo de su ojo izquierdo, una fina línea llega hasta la mitad de la mejilla.  Podría contaros muchas más cosas sobre ella, pero tengo que dejarlo aquí y que descubráis todo lo demás en las páginas del libro.

Boris Moglievich es un chico de Rakhiv. Es delgado, tiene el pelo negro, con flequillo y muy oscuro, pero no tan oscuro como sus ojos. No le faltaron en su infancia cuidados. Había cierto desapego por parte de su padre cartero, envidioso del tiempo que el niño pasaba con su suegro. Era a su abuelo a quien reverenciaba y a las historias que contaba sobre ladrones legítimos, ladrones con un código de honor.  La evolución de este personaje hay que seguirla a lo largo de la historia, solo así lo podréis conocer de verdad.

Vanya Kosogovski, o el viejo o el Afgano, amigo del padre de Irina.  Miembro del Ejército Rojo, es sargento instructor y conduce a la sección 9 de las 22ª Brigada de las Fuerzas Especiales en misión de reconocimiento.  Continúa luchando hasta el final de la guerra, negándose a apartarse de la primera línea, y su leyenda no deja de crecer.  No hay soldado que no le conozca, ni oficial que no solicite su participación en las misiones más complicadas.  Inyectarse heroína es la única forma que tiene de escapar a los fantasmas de los centenares de muertos que lleva a sus espaldas.

 

Otros personajes:

La psicóloga de Simon cuando era niño.

La recepcionista de Infinity, asiática, sonriente, excesivamente maquillada, con el pelo recogido en una coleta tan tensa que duele a la vista, comanda un escritorio fabricado en resina y cristal.  Solo lleva dos semanas en ese trabajo.

Una empleada de Infinity, una chica atractiva, de grandes gafas de pasta, camiseta desgastada y vaqueros ajustados.  Lleva una bandeja de ensalada, una botella de agua y una manzana verde.

Zachary Myers es el dueño y fundador de Infinity, la persona a la que Simon ha admirado y querido conocer desde que era un crío.  Va vestido con su icónico atuendo de vaqueros y camiseta blanca.  Está más pálido y envejecido que en las fotos.  Se aproxima a los sesenta. No estrecha manos cuando no conoce a alguien. Tiene fama de intransigente y de jefe imposible.

Un grupo de adolescentes. Entre ellos, uno de los adolescentes, es un idiota más alto y más grande que los demás, vestido con una camiseta negra con una calavera estampada. Es el líder, Calavera.  Debe de estar en último curso de instituto, mide metro ochenta y tiene espaldas grandes. Uno de esos matones que se desarrolló muy pronto, descubrió un día que le gustaba que le tuviesen miedo y se hizo una corte de lacayos más débiles.

Empleados de la empresa: Marcia, Janety Lucas.  Marcia, son los mejores expertos en bases de datos de imágenesque han logrado contratar por ocho dólares la hora.  Cada uno tiene una participación del uno por ciento de la empresa.  Marcia tiene novia, Janet marido y Lucas mujer.

Marcia tiene un par de años más que Simon, nació en un pueblo pequeño de Wisconsin y es lesbiana.  Es amable e inteligente, pero por debajo late el cinismo pragmático de quien sabe lo que quiere y le importa un carajo lo que digan los demás. Tom la nombra Vicepresidenta de Cosas que Molan y dirige al nuevo equipo de expertos.

El señor Wang, el dueño de la tienda de al lado y que no entiende muy bien el inglés.

Clientes en el restaurante Cindy’s.  Tres parejas.

Elizabeth Krapowsi es el prototipo de mujer perfecta para Simon.  Es administrativa en una empresa de productos cárnicos, está casada con un decorador de interiores y tiene tres hijos.  Tenía quince años y dos días cuando la conoció y ella llegó nueva al instituto.  Tampoco tenía amigos, era una chica solitariaque sacaba buenas notas e intentaba pasar desapercibida en la cafetería.  Después, se hizo amiga de los rebeldes de la última fila, dejó de vestir como una pastora de cabras y empezó a salir con todos los chicos.  Tenía pelo rojo fuego, piel de porcelana y cazadora vaquera.  Con ella, el protagonista vive una experiencia desagradable, a partir de entonces le llaman Toro Retrasado.

La familia de Irina.  La madre Zhenya (Mama) es fuerte y gruesa, el padre granjero (Tato, soldado Badia) y su hermana Oksana, que quiere ser médico y estudia de memoria los diagramas del libro de ciencias de la escuela. Es muy guapa y pelirroja.

La anciana del quiosco de la plaza Lenina, sentada en una silla de tijera, a la sombra de la estatua del viejo revolucionario ruso.

Carla es la novia de Marcia, a la que conoció por internet.

La detective Ramírez es una mujer, latina, lleva un jersey de cuello vuelto embutido en los vaqueros y una ajada cazadora.  Su dureza es forzada, propia de quien tiene que demostrar cada día que está a la altura en un entorno de hombres.

El detective Freeman viste un traje de tres piezas color gris marengo, tiene el cráneo afeitado, la mandíbula firme y unos ojos duros e inteligentes. Se ajusta las gafas con un gesto refinado, artificialmente elegante, en consonancia con su personaje de negro suave homosexual.  Es un funcionario mal pagado, aburrido, el último en la lista de ascensos.

Caroline Sax es la madre de Simon.  Ama de casa.

Los padres de Tom. El padre es el vivo retrato de su hijo, menudo, delgado y habitualmente sonriente y hablador.  Aunque su floristería va bien y tiene varios empleados, no es raro verle detrás del mostrador, en contacto con la gente. La madre, de ojos azules y vivaces, es una mujer coqueta y remilgada, camina con la espalda recta.

Liev acompaña a Boris.

Fania Borisovna, la gorda conductora de la camioneta que lleva las provisiones al viejo y que traslada a Irina.

Tyler es un niño que se pierde en el parque y su madre le busca.

El padre de Simon era contable y tenía en el garaje un banco de herramientas, comprado pieza a pieza, también una banqueta donde se sentaba para beber, fingiendo que estaba trabajando en alguna reparación.  Siempre aislado, siempre en su mundo.  Del trabajo al garaje, del garaje al dormitorio. Para él, la realidad se dividía en dos columnas, la de ingresos y la de gastos.

El teniente Petrov es quien está al mando realmente de los 30 hombres de la sección 9 de la 22ª Brigada de las Fuerzas Especiales. Es un enchufado con carnet del Partido, que acaba de salir de la academia de oficiales y al que colocan en misiones supuestamente sencillas para engordarle la hoja de servicios, sin dar la talla.

Soldados Malkov, Sergei, Nikolaievich,

El hombre de la tienda de 24 horas. Un señor mayor con un fuerte acento eslavo y con boina a cuadros y gafas tan gruesas que sus ojos parecen contemplarte desde el interior de un submarino.

Vanya y Petro son amigos de Boris.

Evsei Agron es el cabecilla de la Organizatsiya en Chicago.

 

 
Lisa

Es un acrónimo, en inglés, de Algoritmo de Búsqueda de Interpolación Lineal.  A diferencia de los algoritmos tradicionales, como el programa de búsqueda inversa de imágenes, no emplea los bordes del objeto para determinar qué es.  Busca un fragmento en la imagen que pueda reconocer y predice qué es más probable que se encuentre después. Su algoritmo emplea palabras. Identifica un parámetro y establece una probabilidad basándose en variables de contexto. Intenta comprender dónde encaja la imagen. Es complicada, una genialidad y no siempre funciona.  Va evolucionando y mejorando a lo largo del libro.

 
Jumping Crab

Es la empresa de Simon y su amigo, una joven empresa de Chicago que está trabajando en un nuevo sistema de reconocimiento de imágenes.  Han llamado a la puerta de todos los inversores posibles y están totalmente arruinados. La sede central está en la trastienda de la floristería de los padres de Tom, el único lugar cuyo alquiler se puede permitir.  Escogieron el nombre -cangrejo saltarín- porque no se les ocurría uno mejor y en la tele de bar donde intentaban pensar nombre salió un anuncio de dibujos animados. Después consiguen alquilar una oficina funcional en el Loop.

 

Los lugares

La trama se desarrolla en dos escenarios distintos:

Chicago: Main, la Residencia Caulfield para Personas con Necesidades Especiales; Loop, el distrito financiero de la ciudad; Cindy’s, en el piso 13 de un hotel; lago Michigan y Millennium Park; avenida Michigan; la Amundsen High School, United Center; Devon Avenue; la comisaría, un lugar tosco y ajetreado en el que flota un aroma de lejía y desinfectante; Division Street; Lincoln Avenue; Artesian Avenue; el Foley’s, un bar de Wrigleyville; Home Depot; Ukranian Village; Stone Park; River Forest; Melrose Park; Highland Park; bar Carpathian, con una docena de mesas de roble, sofás rojos gastados y luces amarillentas que dan a la estancia un aire soñador, nostálgico; North Broadway; almacén de pruebas de la policía en Greenfield Lane, Ridgeway Avenue, Auto Body Shop,

La sede de Infinity con todas las comodidades que la habían convertido en la empresa más codiciada por los jóvenes graduados de América.

La casa de Simon con una lámpara horrorosa de tulipa malva, una pila de periódicos de los años ochenta haciendo de mesita auxiliar, tres cajas de madera que habían contenido manzanas y bastantes telerañas.

 

Lejos de Chicago:
  • Chkalova, Ucrania, una granja al pie de los Cárpatos.
  • Rakhiv, Ucrania, y Crimea.
  • Doscientos kilómetros al norte de Magnitogorsk, Rusia.
  • Magnistogorsk, una inmensa fábrica con medio millón de almas, aire irrespirable, calles embarradas y espíritu de frontera.
  • Kiev, la gran ciudad.  Los suburbios semiabandonados detrás de la estación de Nezalezhnosti. La catedral de Santa Sofía. Los edificios abandonados de Nezalezhnosti. El zoo.
  • Las montañas de Kumar.
  • Al este de las montañas de la provincia de Kumar, Afganistán.
  • Afganistán: El valle de Panjsher, Herat, el puente sobre el Amu Darya, el alto de Ar Karez.

 

Asimismo, se mencionan San Francisco, Las Bahamas, Colorado, Indiana, Missouri, Silicon Valley, un pueblo pequeño de Wisconsin, República Dominicana y Santo Domingo, Nueva York, Estados Unidos, los Urales, el Ártico, la capital del Bélgica, Crimea, mar Negro, la academia Frunze, Siberia, el Bolshoi, Moscú y la plaza Roja, Stalingrado; Brighton Beach, la pequeña Odessa de Nueva York; Las Vegas, Sierra leona, Tailandia, Ámsterdam, Hamburgo, Liechtenstein, países del Este, Delaware, Suiza neutral, Wall Street, Arabia Saudí, Odessa.

 

Referencias 
 
Hechos históricos:

La Revolución Bolchevique. 27 de febrero de 1917.

La Guerra Fría.

La caída del Muro de Berlín.

Conflicto en Afganistán.

A principios de los años setenta, la Unión Soviética recibió una enorme presión internacional para dejar salir de su territorio a todos los judíos que quisiesen abandonarlo.

 

Referencias conocidas por diversos motivos:
  • Rana Gustavo, Bill Gates, Steve Jobs, san Pedro, Batman, Evsei Agron, Caperucita, Lenin, Robin Hood, Kennedy, Magneto, Arquímedes, Gulbudin Hekmatiar, Osama bin Laden, Adán.

 

Entidades o instituciones:
  • FBI.
  • Kremlin.
  • Policía de Chicago.
  • El IRS, la Hacienda norteamericana.
  • El Ejército Rojo.
  • La CIA.
  • La Interpol.

 

Música:
  • Bruce Springsteen y su gira The Rising, la Filarmónica de Boston interpretando La Cabalgata de Las Walkirias, una canción a Alanis Morissette, Coltrane y Bach, La chica de Ipanema, Cat Stevens, Lady Gaga y su canción Judas, tatareando una canción «Oops, I did it again».

 

Literatura: 
  • Gandalf, el personaje de Tolkien; los clásicos rusos, Tolstoi, Dostoievski, Bulgakov; Balzac, Goethe, Shakespeare, Dickens, el personaje Luca Brasi de la novela «El padrino», la novela de James Patterson.

 

Cine: 
  • El puente de mando de la Entreprise; las películas de James Bond, como Dr. No; Scarlett Johansson, un F14 Tomcat igualito al que Tom Cruise pilotaba en Top Gun, una película de Pixar, al estilo del Gran Gatsby, la película de moda en aquella época; las actrices que han sido Catwoman en el cine, Jamie Foxx y Freeman, Leonardo di Caprio en una noche de Oscars, una película de Mad Max, estilo Marilyn, Transformers, Sharlto Copley, el actor James Earl Jones, uno de los Baldwin en Llamaradas;.

 

Televisión: 
  • Un episodio de los Looney Tunes, Bugs Bunny, el Pato Lucas; algún episodio de Perdidos o de House of Cards, Oprah, Fox News, Bob Esponja, una película pésimamente iluminada, de esas rodadas para televisión hechas deprisa y corriendo en vídeo digital, con actores malos, pésimas líneas de diálogo y un guion predecible; series policíacas, la voz de teletienda, un personaje de CSI, Colombo, ese momento en House en el que el protagonista habla con su amigo Wilson y este dice algo absolutamente desconectado de lo que realmente preocupa al buen doctor, Bruce Willis recibe dos o tres tiros y se levanta como si tal cosa.
 
Prensa: 
  • La revista Time, la portada de la revista Wired y el Fortune 500, portada de Sport Illustrated, doce líneas en el Tribune y ocho en el Herald.

 

Arte: 
  • Un cuadro de Pollock, Mondrian.
  • Miguel Ángel y la Capilla Sixtina.

 

Juegos: 
  • El UNO
  • Un juego de PC
 
Marcas:
  • Tiffany’s, Wikipedia, Apple, eBay, caramelos Pez, Disney, Amazon, Infinity Shopping (la marca de Zachary Myers), Walmart, Lego, McDonald’s, Ford Fiesta, Joe’s, Ikea, Google, Facebook, Instagram, Red Bull, WhatsaApp, Skype, Banana Republic, Land Rover, candado Smolensk, Coca-Cola, Toyota Prius, pluma Waterman’s, reloj Omega, Cherokee, helicópteros Hind, cámara desechable Kodak, Black and Decker, Starbucks, Linux, cerradura Schlösse, mechero Dunhill, paño de cocina Ónskedröm de Ikea, Auto Body Shop, Toyota Camry, Mercedes, YouTube, Moleskine.

 

Armas: 
  • Una granada RGD-5, el AK-47, AK-74, un Smith & Wesson .38 Special de doble acción, una Mac10 con silenciador, su 22, una UZI, una .44, la Desert Eagle, RPG-7, unos lanzacohetes pensados para destruir tanques, ametralladoras, balas del calibre .23,

 

Drogas: 
  • La heroína, el caballo marrón.

 

Ciencias: 
  • La tabla periódica
  • Los números de la progresión Fibonacci.
  • El área de un triángulo: base por altura.

 

Telefonía: 
  • SMS
  • Tarjeta SIM
  • El IMEI del terminal

 

Informática: 
  • Tor, un programa que conecta un navegador a través de varias direcciones IP diferentes, con la Darknet.
  • Darknet es el negocio de los criminales en internet.  Una internet varios pisos por debajo de internet, que ofrece drogas, armas, fotos ilegales.
  • BlackCuckoo, versión 3.1, es el ejecutable de un programa espía.
  • Blogs, bits, clave de seguridad, red wifi, portátil, ataque, piratas informáticos, nube, Hacker, servidor, cookies, dirección IP, Big Data, web, algoritmo, código, aplicación, sistema operativo, placa base, puertos USB, pendrive, emails, usuario, ordenador, sistema de ventilación, tráfico, bases de datos, archivo…
  • Filtro Gaussiano.
  • Programación en C++.
  • Un británico hizo las primeras pruebas de computación en la campiña inglesa tres zares antes de que Lenin se hiciese famoso.
  • BIOS, el software que hace que funcione el ordenador y cargue el sistema operativo.

 

En resumen… «Cicatriz»

En este momento tan complicado de nuestras vidas toda lectura es buena, pero no solo por eso os quiero recomendar este libro.  Más bien, os animo a hacerlo porque se lee de una forma rápida y porque es bastante entretenido, con una acción que no para y que, en consecuencia, te va invitando a descubrir a los personajes y, sobre todo, a ir atando cabos en su forma de comportarse y en las razones que les mueven.

Es incuestionable que el pasado es importante en cada una de sus vidas. En algunas de un modo tan fuerte, tan definitivo, tan traumático, que es insoportablemente doloroso e imposible de superar, alterando el resto de sus días, marcando su futuro.  Sin duda, la niñez puede marcar a cualquier persona para siempre y tratar de resolver los temas pendientes, que muchas veces vinieron impuestos por obligación y sin poder actuar, puede convertirse en una obsesión que no permite avanzar.

Además, como os he comentado antes, en el libro se tratan muchos temas a lo largo de la novela.  Estoy haciendo un importante esfuerzo para no destapar  todos esos secretos, que entiendo que el autor no quiere que se desvelen.  Desde luego, cuando comienzas, no te imaginas en ningún momento todo lo que va a pasar.  De hecho, yo pensaba (y no me importa reconocerlo) que me iba a encontrar, a pesar del título y de las breves introducciones con las que se inicia, una historia graciosa, con bastante sentido del humor, llena de desventuras y fracasos del protagonista.

Sí, es la primera obra que leo de Juan Gómez-Jurado y no tenía ni la menor idea de cuál es su estilo o manera de escribir.  Y lo cierto es que me he topado con un autor que narra de una forma directa, sin elementos superfluos y que es capaz de mantener tu atención desde el principio y hasta el último párrafo.  Ha sido un encuentro interesante y fortuito, que vino propiciado porque gané este volumen en un concurso de relatos.  El premio fue un lote de libros y, entre los ejemplares, estaba éste que me esperaba en la librería del salón.  Con el confinamiento he tenido que recurrir a la biblioteca de casa y la búsqueda ha sido exitosa.

También me quiero detener en el tema de las páginas en internet para encontrar esposa.  Desgraciadamente no es ficción, existen realmente estos espacios virtuales y puedes consultarlos fácilmente tras una simple búsqueda.  Se venden como agencias matrimoniales y que ofrecen catálogos de mujeres de países como Bielorrusia, Letonia, Moldavia, Rusia y Ucrania.  Mujeres que destacan por su belleza, aunque no por su vanidad, como se indica en la información de presentación de una de ellas.

Sin embargo, no te garantizan una relación ídilica ¡faltaría más! pero sí te orientan en las posibles exigencias de tu futura pareja según su nación de origen.  Por ejemplo, dicen que si deseas una mujer sencilla y poco exigente en el terreno económico, debes inclinarte por una ucraniana. Y eso sí, para conocerlas hay que viajar a su país, porque no es posible buscar una chica guapa que resida en España y que busque pareja.  ¿No es increíble? ¿Puede suceder esto en pleno siglo XXI? La respuesta es sí.

Y esto sucede porque hay personas que necesitan afecto, cariño y, por supuesto, amor.  Casos como el de Simon no son excepcionales.  No es tan difícil pensar en casos que todos conocemos. Y eso me ha llevado a pensar en la cuestión sobre el amor que se plantea en el libro:  ¿Será cierto que el amor es necesitarse? ¿el amor es necesidad?  Uff ¡vaya debate! Mi corazón dice que no, pero mi cabeza responde que hay ocasiones en las que la respuesta es afirmativa.  Y eso no tiene que ser necesariamente malo.

Asimismo, la novela me ha gustado porque encierra tres historias diferentes, que podrían dar perfectamente como resultado otros tantos libros.  La vida sencilla de un informático poco afortunado se complica en un breve periodo de tiempo y, a partir de ahí, el desarrollo de la trama no para, a través de distintos personajes que van entrando en el escenario y mostrando su carácter, sus recuerdos e incluso sus miserias.  Y aunque hay algunas partes que te dan un golpe y que te zarandean, otras te llevan a sentimientos, a enfoques diferentes, a discusiones libres de nuestra mente, a contradicciones entre nuestra forma de pensar y lo que realmente hacemos.

En definitiva, es la historia de Simon y de Irina.  Con él empatizamos desde el comienzo, nos cae simpático desde el minuto uno, desde que nos reconoce que ha cometido varios errores, el primero enamorarse de ella, el segundo no preguntarle por la cicatriz de su cara. Quedaros con eso básicamente, porque ese es el mejor resumen.   Desde que ella aparece y entra en su existencia, todo se complica.  Y en muchas cosas, tratamos de darle a ese grandullón consejos sobre lo que está pasando, avisos que no puede recibir y que no siempre está dispuesto a escuchar.

Os recomiendo su lectura porque es un libro entretenido y fácil de leer, con una narrativa excelente y un lenguaje sencillo.  Es largo, pero se avanza por él sin dificultad, porque nada en su interior es tedioso.  De hecho, no me costó nada terminarlo, me he demorado más tiempo en elaborar y tener disponible la reseña, porque a menudo disponer de más tiempo no es sinónimo de eficacia, concentración o ganas de sentarte a trabajar.  Nuestras agendas estaban tan llenas de proyectos y actividades en este encierro, que solamente el paso de las jornadas han puesto orden y sensatez.

Creo no equivocarme si os digo que la novela es una historia de amor (para nada convencional) pero también es un análisis de la naturaleza humana, de cómo somos, de las que cosas que podemos llegar a hacer, de cómo no nos conocemos del todo y nos sorprendemos a nosotros mismos.

Para terminar, os diré que Juan Gómez-Jurado es un autor de éxito, que vende millones de ejemplares.  Sus últimos éxitos son «Reina Roja» o «Loba Negra».  Podéis seguirlo en redes sociales y le agradezco que me haya respondido casi siempre que le he mencionado.  Ahora, desde aquí, quiero invitarle a que responda a las 12 preguntas habituales de mis entrevistas.  Juan ¡te esperamos por aquí para contarnos cosas sobre literatura, sobre tus costumbres a la hora de escribir y sobre tus proyectos! ¿Aceptas?

Mientras tanto os animo a adentraros en la historia de «Cicatriz» y, como siempre, ya sabéis, cuando lo hayáis leído ¡contadme vuestra opinión!

 

Mis fragmentos preferidos 

«Un exceso de presión suele culminar en un estallido de violencia verbal inoportuna» (página 161)

«la costumbre, esa lenta e implacable apisonadora que convierte lo inadecuado en lo habitual» (página 298)

«El hombre es un animal que configura su identidad a base de leyendas» (página 316)

«Qué soberana gilipollez resultan las citas grandilocuentes en los momentos reales.  Qué inconvenientes, y qué vacías » (página 441)

 

Los fragmentos que me hicieron reflexionar

«Cada corte deja una marca, una grieta por la que se escurre lo que eres en realidad; y deja detrás una cáscara vacía, un remedo grotesco que habla con tu voz y camina con tu cuerpo» (página 202)

«Que saber demasiado es incompatible con la felicidad» (página 280)

 

 

Palabras aprendidas

  • Casamata: Bóveda muy resistente para instalar una o más piezas de artillería.
  • Cordita: Pólvora sin humo compuesta de nitroglicerina y algodón pólvora que se mezclan con acetona, y forma una pasta que se prensa en forma de cuerda.

 

 

Palabras en otro idioma 

Start-up, shopping, iPhohe, pizza, friki, borshch, salo, hrudy, sestra, piszda malossolnaya, mujiks, papaverum somniferum, kishlak, Shaitan-Arba, hacker, cookies, shawarma, software, vory-v-zakone, organizatsiya, zhid, mafiya, ganizatsiya, don,goritzky, Vy preduprezhdeny, nyet, vodka, delat iz muhisolona, da, startup, reggae, hipster, mudak, maitre, 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte y recibir las novedades en tu correo electrónico.

Pon tu dirección