La final de ARDulcesLetras

La final de ARDulcesLetras

Como os contaba en la entrada anterior, mi relato fue elegido ganador en la cuarta semana de la IV edición del concurso de microrrelatos ARDulcesLetras.

Esa cuarta y última semana, escogieron como ilustración “La ciudad de la felicidad” de Sofía Prosper, contabilizándose un total de 133 microrrelatos presentados, entre los que resultó ganador el mío:

“Soy un perfecto círculo vicioso, tan inesperado y dulce como tú, bombón #ARDulcesLetras”

Con los cuatro finalistas, se llegó a los estudios de Aragón Radio el viernes día 23 de marzo. En esta ocasión, tan solo estaba  yo presente ante el micrófono, entrando el resto a través del teléfono. Con toda mi ilusión llegué hasta la radio caminando, después de disfrutar de un excelente aperitivo muy bien acompañada en El Tubo, que me dio energía y suerte para el concurso.

la ilustración

Una vez todos presentados y tras unos minutos de conversación para entrar en materia y dejar atrás los nervios, los participantes descubrimos la ilustración escogida para la ocasión, que no era otra que “El hijo de la Trenza” de la zaragozanaVera Galindo.

Para la final, los cuatro finalistas, teníamos 20 minutos para escribir dos microrrelatos cada uno de nostros, relacionados con la ilustración. Para poder estar más concentrada, me llevaron a otra sala, fuera del estudio ya que el programa continuaba con sus contenidos. Al principio, no podía dejar de mirar la imagen, sin encontrar inspiración porque estaba bastante nerviosa. Después de unos minutos, el primero de los textos surgió con bastante facilidad, pero el segundo me costó muchísimo.

Pasado ese tiempo y después de subirlos a twitter, los microrrelatos se sometieron a la votación del jurado, resultando ganador absoluto

mi microrrelato:

“Mirando sin ver tus dulces ojos, dejé en blanco las amargas nubes de mi oscuro pensamiento #ARDulcesLetras

Fue una experiencia única, que nunca olvidaré, por los nervios, por la emoción, por el cariño con el que me trataron todos esa tarde, porque me hizo creer que podía escribir.  Además me encantó descubrir cómo funciona la radio por dentro y disfrutar de personas encantadoras, como Javier Vázquez, presentador del programa y escritor.  Tuvimos la oportunidad de hablar sobre muchos temas y su conversación fue enriquecedora.

Tampoco puedo olvidar que conseguí un premio estupendo, que todavía sigo disfrutando: un ipad y su funda.

¡¡Solamente puedo dar gracias, un millón de gracias a todos los que tuvieron algo que ver en un maravilloso recuerdo que nunca podré olvidar!!

Podéis ver toda la información sobre el concurso aquí.

Y también volver a escucharlo aquí.

Así empezó todo…

Siempre me ha gustado escribir, pero cosas para mí, o textos para el trabajo, o correcciones de las tareas del cole de mis hijos.  Nunca había pensado que podía publicar, a cualquier nivel, una historia que pudiese interesar, mucho menos gustar, a los demás.

Todo cambió el día que vi en Twitter la información sobre el concurso Dulces Letras.

(más…)