Entrevista a Espido Freire

Entrevista a Espido Freire

Ya os comenté que empezaba septiembre con muchísima ilusión y no os engañaba.  Hoy publico una nueva entrevista del máximo interés.

He podido plantear a la escritora Espido Freire 12 preguntas, sobre diversos temas relacionados con la literatura.  ¡Claro! ¡estoy muy contenta de poder enseñaros sus respuestas!

No puedo más que mandarle ¡¡un millón de gracias desde aquí!!, porque además sé que está realmente ocupada con sus nuevos proyectos.

Primero os la presento:

Espido Freire nació en Bilbao en 1974. Debutó como escritora con “Irlanda”, novela que supuso una sorpresa en el entorno literario de aquel momento.

Año y medio más tarde consiguió el Premio Planeta por su obra “Melocotones helados” (1999). Se convertía con veinticinco años en la ganadora de menor edad en la historia del galardón.

Ha publicado otras seis novelas, varios libros de cuentos, ensayos, otros géneros (poemas, libro ilustrado, teatro…) y también novelas juveniles.

Colabora y ha colaborado con los principales medios de prensa nacionales, publica  en las revistas Objetivo Bienestar, Harper’s Bazaar, y Mujer Hoy, además de con la plataforma literaria Zenda. También ha trabajado como traductora literaria. Por otro lado, es creadora de contenidos para marcas y participa o protagoniza frecuentes campañas de publicidad.

Mantiene su propia página web y posee perfiles en Facebook, Twitter e Instagram @espidofreire

Durante la última década ha impartido cursos de creación literaria en las principales universidades españolas y varias internacionales. Se ha especializado en cursos de expresión oral y escrita y en oratoria para profesionales.

Es directora del Master de Creación Literaria de la Universidad Internacional de Valencia, VIU y profesora en el Master de Traducción de esa misma universidad.

Sus novelas:

Irlanda

Planeta, 1998, Premio Millepages

Donde siempre es octubre

1999

Melocotones helados

1999

Diabulus in musica

2001

Nos espera la noche

2003

Soria Moria

Algaida, Premio Ateneo de Sevilla 2006

La flor del Norte 

Editorial Planeta 2011

Llamadme Alejandra

Planeta, Premio Azorín 2017

Sus novelas juveniles:

La última batalla

El chico de la flecha

El misterio del arca

(Anaya Infantil, con la que ganó el Premio Letras del Mediterráneo 2018).

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias.  Estoy convencida de que siendo escritora, eres primero una gran y apasionada lectora.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

Soy, efectivamente, una lectora voraz, pero con mayor afinidad por títulos específicos que por autores.

Entre los clásicos sí puedo hablar de Shakespeare, o de Jane Austen o las Brontë como autores a los que no encuentro un pero; con los contemporáneos depende de cada novela. Intento estar al tanto de las novedades, tanto literarias como comerciales.

Y dedico varias horas al día a leer.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fue el proceso de tu primer libro, de tus primeros pasos dando forma a tus palabras. 

No, en mi caso mentiría si dijera que fue difícil: se me hizo largo porque desde los 16 años ya tenía Irlanda, y había escrito otras dos o tres novelas más durante la universidad, pero comencé a publicar a los 23 años, aceptaron sin demasiadas vacilaciones ese libro y el siguiente, y para mí escribir era un proceso natural y casi instintivo.

De hecho, me cuesta entender que alguien a quien le cueste escribir y sufra haciéndolo se dedique a pergeñar historias.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres una escritora de éxito, aunque vi un vídeo en el que explicabas los reducidos beneficios que correspondían a los autores. ¿Puedes contarnos cuándo llegó el momento de poder vivir de esa profesión? ¿Cuál fue la calve que te indicó que podías vivir publicando? ¿Cómo ha sido tu relación con las editoriales?.

Nunca ha sido un buen momento, que yo recuerde, ni para los libros, ni para las librerías ni para la lectura, si bien es cierto que desde que comencé a publicar la situación ha empeorado.

Yo me dediqué en exclusiva a escribir y al entorno literario desde el primer libro: es decir, he vivido durante los últimos 21 años de los derechos de autor, los artículos, las conferencias, cursos y otras actividades que se derivan de ser escritora. No hubo ninguna clave, solo una decisión. Mientras mis compañeros universitarios se preparaban para oposiciones o carreras académicas, yo me enfoqué a la creación y a generar contenidos.

Respecto a las editoriales, he publicado en grandes grupos y en editoriales pequeñas, y la relación se entabla con un editor y su equipo; acaba siendo de persona a persona, con las simpatías y las distancias que eso supone. Entiendo que trabajo con ellos, no aspiro a que sean mis amigos ni protectores, y eso ha hecho que la relación laboral hacia sido buena o muy buena.

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil. ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

Sí, hay que haber sembrado mucho y con mucha insistencia durante la infancia y la adolescencia. No es solo la tecnología, sino que los estudios superiores o el trabajo suponen también una dura competencia por el tiempo y la atención. No se trata de competir, además, sino de compartir el espacio.

Y respecto a convencer a alguien de algo… gustos e  ideología son dos de las constantes más fieles que se mantienen en la vida. Aún así, siempre se logra algo. Los lectores somos la resistencia.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

No, no. Cada vez menos, antes escribía con música, al menos. Ahora lo hago donde sea, como sea, cuando sea. Si puede ser en casa, mejor. Me encantaría convertirlo en algo más místico, pero estaría mintiendo.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio. Y también cómo te documentas para tus obras, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

Creo muy poco en la inspiración, y mucho en el oficio. Eso me da la ventaja de no depender demasiado de la creatividad ni de los días buenos. Tras tantos años de tramar historias, de escribirlas y de describirlas, se ha convertido en una segunda naturaleza. Una veces son más brillantes, otras más cotidianas, pero el trabajar, como yo, con esquemas cerrados y con una laboriosa planificación previa solventa gran parte de esas dificultades. El final, el desarrollo, todo queda claro antes de comenzar a redactar.

Por otro lado, la documentación merecería una entrevista por sí sola: cada libro requiere una diferente con medios distintos.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

Sí, claro que son útiles siempre que escojas bien a cuales te presentas y que tus expectativas sean moderadas. Ten en cuenta que un concurso no es un estudio de tu obra, solo una competición.

Hace muchos años que soy jurado de novela y relato, sobre todo, y mi experiencia me dice que no siempre gana la mejor obra, sino aquella que despierta mayor acuerdo: la unanimidad es rara. Y el azar juega una parte importante en el resultado.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?.  Sé que impartes también cursos ¿se puede aprender a escribir con la formación adecuada? 

Un buen escritor debe poseer una mirada y una voz propia, algo dificilísimo de conseguir y que debe educarse toda la vida. Por supuesto que a escribir se aprende. Y se pule, y se consiguen resultados si se está dispuesto a aprender y se es flexible frente a las posibilidades. Casi siempre me encuentro con carencias en la forma, falta de lecturas, o exceso de ambición. Formar parte del proceso de un nuevo autor es algo fascinante, y eso es lo que busco como directora del Máster de Creación Literaria de la VIU.

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

Bueno, a mí me ha ido especialmente bien en Instagram y estoy subiendo de manera constante en Twitter, donde tardé más en posicionarme hasta que entendí el lenguaje  y las normas no escritas.

Yo recomendaría llevarlas siempre en persona, y tener una buena estrategia de comunicación: no mezclar lo personal con lo profesional, cuidar mucho el contenido y ofrecer, en lo posible, algo original. A mí me ha ido bien así, y además de los aspectos que mencionas me ha abierto otras oportunidades de trabajo y de acercarme a otros campos.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

Creo que hay gustos y temas. Visiones y aspectos determinados, condicionados por países, por género, por clase social y por generación. Ser mujer influye hasta el punto en el que tú lo desees.

11.- Tienes numerosas novelas publicadas.  Entre todos tus libros ¿cuál me recomendarías? ¿Porqué elegirías precisamente ése? ¿Qué resaltarías de esa historia para convencerme de es mi siguiente lectura? 

La primera o la última novela. Porque puedes comenzar por el inicio de mi carrera, o por el final (que es otra manera de inicio). Respecto a lo de convencer… ya he dicho que no es lo mío. Sin duda te interesará, pero si  ves que no, coge otro.

12.-  Y la última pregunta está relacionada con el presente y con el futuro.  Me he dado una vuelta por tu página web y he podido comprobar que tienes una agenda llena de proyectos, incluyendo el lanzamiento de un perfume con su propio relato.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia? En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo? 

A finales de octubre aparecerá mi nueva novela en Planeta, y en noviembre, la nueva novela juvenil en Anaya.

Durante todo octubre, noviembre y 2020 continuaré con mis viajes literarios, en los que pueden acompañarme los viajeros que lo deseen.

Sigo en la Ser, en Los Muchos Libros, y con la II edición del Máster. Efectivamente, siempre intento combinar proyectos más divulgativos y populares con otros de corte académico; y la literatura es siempre el eje conductor.

¡¡¡No puedo más que reiterar mi agradecimiento a Espido por su disposición, su tiempo y sus respuestas!!! Ha sido un verdadero placer que hayas aceptado mi invitación y que hayas compartido tu experiencia y tus imprsiones con nosotros.

¡Te deseo lo mejor en tus nuevos proyectos!

 

Entrevista a Begoña Oro

Entrevista a Begoña Oro

Vuelvo con muchas fuerza e ilusión después de las vacaciones… y comienzo septiembre con una nueva entrevista.

¡Qué afortunada soy! He conseguido que otra escritora responda a mis 12 preguntas. En esta ocasión le planteo diversas cuestiones a la autora Begoña Oro.  ¡No os perdáis sus interesantes respuestas y, por favor, pasaros por su genial página web!

Ha aceptado compartir conmigo su tiempo, su amabilidad y su punto de vista sobre distintos temas.  ¡¡Gracias Begoña!! 

Primero os la presento:

Begoña Oro nació en Zaragoza.

Durante años trabajó en el mundo editorial, en Barcelona y en Madrid, como editora de libros prácticos, clásicos y, sobre todo, obras juveniles.

Más tarde, trabajó como responsable de Investigación y Comunicación editorial. Impartió talleres de lectura por toda Centroamérica, y se dio cuenta de que la lectura puede cambiar el mundo: «reading for change».

Al final, descubrió que lo que quería era contar sus propias historias y decidió que su aportación a la causa lectora, a la causa educativa, sería «writing for change».

Hace tiempo que tiene un lector de libros electrónicos, perfil secreto en Facebook, cuenta secreta en Twitter y dos blogs igualmente secretos. Y más de 200 títulos publicados, entre libros escritos por ella y libros traducidos.

Sus obras para niños las podéis ver aquí.

Sus obras para no tan niños:

Pomelo y limón

Premio Literatura Juvenil Gran Angular 2011

Don Juan Tenorio

Adaptación del clásico de José Zorilla al cómic

Croquetas y wasaps

¡Buenas noches Miami!

X Premio Eurostars Hotels Narrativa de Viajes

Tú tan cáncer y yo tan virgo

Premio Jaén de Narrativa Juvenil 2018

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias.  Estoy convencida de que siendo escritor, eres primero un gran y apasionado lector.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

Me gusta leer narrativa contemporánea, poesía, literatura infantil y juvenil, clásicos… Un poco de todo, bueno, a poder ser. Pero también aprendo de lo que no me parece tan bueno. Me cuesta darte nombres porque son tantos… Pero, por dar uno, Gloria Fuertes.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fue el proceso de tu primer libro, de tus primeros pasos dando forma a tus palabras. 

Di mis primeros pasos profesionales como editora. Eso me dio una visión privilegiada del proceso de creación «desde el otro lado». Aprendí mucho y creo que no he dejado de llevar una editora en mí, alguien que revisa con esmero, espíritu crítico y cariño lo que yo misma escribo.

Mis primeros libros, durante mucho tiempo, fueron libros de texto hechos por encargo, que es otra fabulosa forma de aprender y de inculcarte una disciplina férrea.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres una escritora con más de 200 títulos publicados, entre libros escritos por ti y libros traducidos.  En este sentido ¿puedes contarnos si vives de esa profesión? Y en caso afirmativo ¿cuándo llegó el momento de poder hacerlo? Por otra parte ¿cómo ha sido tu relación con las editoriales?.

Actualmente puedo vivir de la escritura y me siento una gran privilegiada por ello. No siempre ha sido así y me consta que hay compañeros muy talentosos que no pueden hacerlo.

He trabajado y trabajo mucho pero no niego que también he tenido mucha suerte ¡y excelentes editoras!

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil. ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

Lo que está en nuestra mano es ofrecer a los jóvenes ficciones que valgan la pena el esfuerzo de leer, porque es innegable que supone un esfuerzo.

Personalmente tengo claro que la experiencia de la lectura es distinta y puede competir, y compatibilizarse, con otras, también entre lectores jóvenes. La prueba es que los jóvenes que leen, leen mucho y devotamente.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

Antes era nocturna pero ahora me gusta escribir fresca, por las mañanas. Me concentro casi en cualquier sitio: en casa, en la biblioteca, en una cafetería mientras espero dos horas a que mi hijo termine una actividad deportiva…

Me gusta escribir al aire libre: en una terraza, un jardín, un parque… Me gusta distraerme mirando insectos. Si estoy en un sitio público y me distraigo escuchando conversaciones ajenas, me digo a mí misma que también estoy «trabajando», haciendo oído.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio. Y también cómo te documentas para tus obras, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

Los días malos, que los tengo, los sorteo trabajando, escribiendo esas páginas que ya sé de entrada que no son buenas y que tendré que cambiar por completo más adelante, pero tengo que pasar por ahí.

A los personajes acabo conociéndolos como si los hubiera parido y son ellos los que me salvan de no tener clarísimo todo el camino. En cierto modo, me van llevando hacia ese final que, sí, he vislumbrado pero que siempre dejo abierto a alguna sorpresa hasta para mí misma. Y sobre la documentación, leo muchísimo sobre el tema que sea. Además, cuando estás metido en un proyecto, es como si la documentación llegara a ti; todo te resuena a ese proyecto.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

Me parecen muy útiles. Es una manera de asegurarte de que te leerán en un plazo determinado de tiempo (los concursos se fallan en una fecha y no se puede retrasar la lectura de manuscritos). Yo me he presentado a concursos, he ganado, he perdido, he quedado finalista… y también he sido prelectora. En varias ocasiones, he leído minuciosamente muchos de los manuscritos presentados a distintos concursos para elaborar un informe de cada uno y hacer una propuesta de preselección para el jurado. Como he realizado ese trabajo de manera rigurosa y honesta y se cree el ladrón que todos son de su condición, tengo mucha fe en la limpieza de los concursos de literatura infantil y juvenil.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?

Rigor en su trabajo, autoexigencia, amor por las palabras, pasión por los diccionarios, curiosidad por el mundo, experiencia vital, empatía, ingenio, paciencia, tiempo, una habitación propia… Uf, tantas cosas…

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

Me hace muy feliz encontrarme con los lectores en ferias, colegios, firmas… y también en las redes sociales. En realidad, me hace especial ilusión ese contacto en redes porque, tímida como soy, las redes me dan cierta «distancia de seguridad» y, obviamente, el registro escrito es mi favorito. Lo malo es que estar en las redes sociales, como todo, lleva tiempo, un tiempo que tienes que restar a otra actividad. A mí me gusta llevarlas personalmente pero entiendo que haya quienes deleguen esa labor.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

¿Literatura para mujeres? Ay, pobres hombres. ¿Por qué privarles de determinadas obras? ¿No llevamos nosotras siglos leyendo sus cositas?

Creo que en un libro influye todo: que su autor sea hombre, mujer, hija única, padre de gemelos, manco, venida a menos, luterano, pecosa… Escribimos con lo que somos.

11.- Recientemente he leído tu libro «Pomelo y limón» porque se lo mandaron en clase a mi hijo y así pude hacerle preguntas sobre el mismo para prepararlo.  La verdad es que disfrutamos con la lectura y después comentando lo que iba pasando.  Me encantó cuando me dijo «mamá, hay temita».  Pero ¿qué obra tuya me recomendarías que leyese? ¿Qué te ha dado más satisfacciones la literatura para niños o para no tan niños? 

Te recomendaría ‘Tú tan cáncer y yo tan virgo’, una obra escrita a cuatro manos con el científico Alberto J. Schuhmacher en la que también “hay temita” (muy fan del comentario de tu hijo).

Respecto a la obra que me ha dado más satisfacciones, probablemente la colección de la ardilla Rasi (La pandilla de la ardilla) o Misterios a domicilio. Es muy emocionante ver la entrega de esos primeros lectores.

12.-  Y la última pregunta está relacionada con el presente y con el futuro.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia? En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo? 

¡Sí! ¡No!

¡¡¡Un millón de gracias Begoña por tu amabilidad y tus respuestas!!! Me hiciste realmente feliz cuando aceptaste mi invitación y me pediste sin dudarlo las preguntas.

Aunque me han encantado tus respuestas, me quedo con la frase: «Escribimos con lo que somos»Estoy completamente de acuerdo y no puede ser de otra forma.  

¡Estaré muy pendiente de tu nueva y secreta (por ahora) historia!

 

Entrevista a José Luis Gil Soto

Entrevista a José Luis Gil Soto

¡Es verdad! Soy muy afortunada porque otro autor de éxito ha aceptado compartir conmigo su tiempo, su atención y su punto de vista sobre distintos temas.  ¡¡Gracias!! 

Primero os lo presento:

José Luis Gil Soto es Ingeniero Agrónomo, estudiante de Humanidades y novelista.

Funcionario de carrera, ha ejercido su profesión en la Administración desempeñando diversos cargos de responsabilidad.

Paralelamente, comenzó su carrera literaria con guiones promocionales y colaboraciones en revistas especializadas, hasta que en 2008 vio la luz su primera novela.

Sus obras:

La traición del rey (2008)

Reeditada por la editorial Kailas en 2017, revisada y con la inclusión del contenido de una carta inédita de Manuel Godoy que perteneció durante generaciones a los descendientes del valido de Carlos IV.

La colina de las piedras blancas 

Finalista de la II edición del premio CajaGranada de Novela Histórica, en 2010.

La dama de Saigón

Madera de savia azul

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias.  Estoy convencida de que siendo escritor, eres primero un gran y apasionado lector.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

No tengo autores preferidos.

Leo un poco de todo, hay muchos autores que me gustan y sigo descubriendo otros nuevos que consiguen hacerme disfrutar con sus obras. Tal vez, si tuviera que elegir algunos, te hablaría de Miguel Delibes, Ana María Matute, Leon Tolstoi o Muñoz Molina.

Pero si te soy sincero, más que autores me gustan obras, porque todavía no he encontrado el autor del que me guste su obra completa. Todos los escritores acabamos decepcionando con alguno de nuestros libros.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fue el proceso de tu primer libro, de tus primeros pasos dando forma a tus palabras. 

Fue una mezcla de casualidad e inquietud. A medida que leía crecía en mí la duda de si sería capaz de plasmar sobre el papel alguna de las historias que se me ocurrían y que a veces contaba de viva voz.

Hasta que se cruzó un personaje histórico en mi camino y pensé que su vida tenía una novela digna de ser leída. Y la tuvo. Fue Manuel Godoy, el Príncipe de la Paz, protagonista de mi primera novela «La traición del rey».

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres un escritor con cuatro novelas ya publicadas.  En este sentido ¿puedes contarnos si vives de esa profesión? Y en caso afirmativo ¿cuándo llegó el momento de poder hacerlo? Por otra parte ¿cómo ha sido tu relación con las editoriales? 

No vivo de la literatura, al menos por ahora.

No puedo quejarme, estoy contento, me va bien, pero aún no me he planteado dar el salto y dejar mi trabajo para dedicarme profesionalmente a la literatura.

En cuanto a mi relación con las editoriales ha sido dispar, porque los inicios siempre son ilusionantes pero complicados. Ahora, con «Madera de savia azul» y Ediciones B (Penguin Random House) puedo afirmar que estoy muy satisfecho porque he encontrado el equilibrio entre profesionalidad empresarial y relación humana.

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil. ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

La única manera de convencerles es ofrecerles algo tan atractivo como las series o los móviles, y eso es difícil pero no imposible. Las más largas colas en las últimas ferias del Libro a las que he acudido eran de jóvenes con un libro entre las manos.

No digo que todos los autores tengamos que pensar en ofrecer algo a los jóvenes, pero estoy seguro de que todos los padres pueden encontrar en las librerías, entre los miles de títulos que se publican cada año, el libro que su hijo o hija de diecisiete años encuentra tan atractivo o más que la pantalla de su móvil.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

En absoluto. Solo necesito tener la historia en mi cabeza.

A partir de ahí, puedo escribir en cualquier sitio, hora y circunstancia. Incluso puede haber mucho ruido a mi alrededor. La única condición es que nadie me saque de mi abstracción.

Lo que sí puedo decirte es que soy más creativo por las noches, incluso de madrugada, y más efectivo por las mañanas.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio. Y también cómo te documentas para tus obras, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

Suelo tener claro el final de la historia antes de empezar a escribir.

Para el resto, necesito pensar detenidamente qué quiero hacer y cómo van a ser los personajes, tomando notas no demasiado detalladas pero sí suficientes para no perderme si rompo el ritmo de escritura durante un tiempo.

En cuanto al proceso de documentación, si se trata de aspectos históricos, suelo ser muy concienzudo y a veces me tengo que poner límites porque, de lo contrario, puedo continuar hasta el infinito y más allá. Me gusta documentarme bien.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

He participado en una ocasión y he sido jurado en algunas otras.

Mi experiencia es que puede ser interesante si estás convencido de tener una buena obra, pero sobre todo creo que hay que elegir muy bien a qué certamen te presentas en función de dónde y cómo hayas publicado hasta la fecha.

Detrás de cada premio hay una editorial y en mi opinión es el aspecto clave, porque de eso depende la difusión posterior. Para mí, al menos, no se trata de obtener un beneficio económico exclusivamente, sino de la proyección que te da el premio.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?

Ser un gran lector, en primer lugar. Luego, imaginación, tesón, habilidad y suerte.

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

Las redes sociales son la realidad hoy en día, así que creo que facilitan la relación entre autor (algunos autores) y el lector (algunos lectores).

Como en cualquier relación personal, pesa más lo positivo cuando la relación es correcta. Y en cuanto a si es mejor gestionarlas directamente o contar con un profesional creo que depende qué se pretenda.

Si se trata de comunicarte con tus lectores con sinceridad absoluta, mejor hacerlo personalmente, es mucho más cercano. Si se trata de una campaña publicitaria, de ganar seguidores o de estar posicionado en las redes, puede estar indicado un profesional durante un tiempo determinado, pero no permanentemente. Creo que el trato personal siempre es más valorado.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

He llegado a dudarlo y continuamente recibo información dispar al respecto. Hay quien solo lee libros escritos por hombres o por mujeres, según los gustos, llegando a identificar inmediatamente el género del autor o autora.

Pero creo que la gran masa, la generalidad, no lee en función del género. Otra cuestión es si los autores o autoras y las propias editoriales se encaminan más o menos rápidamente hacia el público femenino por el hecho de que las estadísticas mandan: hay más lectoras que lectores. En ese caso puede estar condicionada la historia y la manera de contarla.

11.- Debo reconocer que tengo muchas ganas de leer tu última novela «Madera de savia azul». Entre otras razones, porque me encanta la novela histórica y también el periodo en el que está basada.  Además he visto por redes que es una obra muy recomendada  ¿Por qué crees que debo leerla? ¿Qué resaltarías de este libro para convencerme de que es mi siguiente lectura? 

Primero resaltaría la crítica, lo que otros han dicho de ella. Creo que la crítica favorable y unánime es el mejor aval para cualquier autor.

Por otro lado, si no tuviese una editorial detrás haría como todo vendedor que confía ciegamente en su producto: te devolvería el dinero si no te gusta (risas). Ahora en serio, te voy a dar un solo motivo: te va a sorprender, es imprevisible.

12.-  Y la última pregunta está relacionada con el presente y con el futuro.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia? En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo? 

Tengo varias historias en fase de embrión y voy avanzando en todas ellas a la par. En muy poco tiempo una de ellas será la próxima en ocupar mi tiempo.

Por ahora sigo atendiendo a clubes de Lectura, lectores y librerías en este precioso camino por el que me lleva «Madera de savia azul».

¡¡¡Un millón de gracias José Luis por tu atención, tu tiempo y tus respuestas!!! Me alegré muchísimo cuando aceptaste mi invitación y me pediste rápidamente las preguntas.

Y estoy completamente de acuerdo contigo, para escribir se necesita: imaginación, tesón, habilidad y suerte.  Sí, también para ser un gran escritor. 

Entrevista a Andrés Pascual

Entrevista a Andrés Pascual

Le propuse al escritor Andrés Pascual hacerle unas preguntas, con el fin de publicar sus respuestas en el blog.  ¡Y sí! Aceptó mi invitación.

Otro autor de éxito que comparte conmigo su tiempo, su atención y su punto de vista sobre distintos temas.  ¡¡Gracias!! 

(Autora de la foto: Ainhoa Barrio)

Primero os lo presento:

Andrés Pascual Carrillo de Albornoz (Logroño, 1969) es escritor, conferenciante y abogado.

Viajero incansable, ha recorrido medio mundo buscando inspiración para sus novelas y para el desarrollo personal. De sus viajes ha traído baúles de inspiración para sus novelas y también unas preciosas enseñanzas que, como él mismo afirma, le guían en el viaje más importante de todos: el de la vida.

Aficionado también a la fotografía, ha documentado gráficamente sus viajes, compartiendo las mismas en su web y en redes sociales

Es además pianista y compositor de formación clásica, habiendo formado parte de diversas bandas de rock.

Sus obras:

El guardián de la flor de loto 

El compositor de tormentas 

El haiku de las palabras perdidas 

El sol brilla por la noche en Cachemira  

Edén 

El viaje de tu vida

Taj 

El oso, el tigre y el dragón 

A merced de un dios salvaje 

Y aquí está la entrevista:

1.-  Esta primera pregunta se ha convertido en un clásico y es obligatoria en mis entrevistas, ya que me interesa mucho conocer vuestra respuesta y profundizar en vuestras referencias literarias.  Estoy convencida de que siendo escritor, eres primero un gran y apasionado lector.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

Leo libros muy diferentes según el día, la temporada, si estoy escribiendo o no al mismo tiempo…

Entre mis autores de cabecera están Murakami, Baricco o el gran Stephen King, para mí un maestro por cómo domina la técnica narrativa además de por su creatividad.

Como ves, de lo más variado. Me encantan los textos líricos, pero también disfruto enormemente con las novelas creadas para el puro entretenimiento.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles para cualquier autor.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle cómo comenzó tu aventura de escribir, cómo fue el proceso de tu primer libro, de tus primeros pasos dando forma a tus palabras. 

Comencé a escribir para dar salida a mi vena creativa, sin intención de dedicarme a ello.

Llevaba varios años trabajando de abogado y necesitaba una vía de escape, limpiar mi cabeza y mi corazón del caos cotidiano en el despacho.

Durante una ruta por el Tíbet que hice hace ya casi veinte años se me ocurrió la trama de «El guardián de la flor de loto» y me lancé a la aventura sin imaginar todo lo que iba a venir después.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura.  En ese contexto, tú eres un escritor de éxito.  En este sentido ¿puedes contarnos cuándo llegó el momento de poder vivir de esa profesión? ¿Cuál fue la clave que te indicó que podías  vivir publicando? ¿Cómo ha sido tu relación con las editoriales? 

Tras publicar mi primera novela pasé varios años compatibilizando ambos trabajos hasta que en Enero de 2015 colgué la toga definitivamente para consagrarme por completo a escribir y a mis conferencias.

Mi relación con las editoriales siempre ha sido fantástica, he tenido la suerte de tener grandes editores que han hecho crecer mis libros. Me gusta trabajar con ellos desde el principio, compartir mis ideas y atender sus comentarios y sugerencias.

Miryam Galaz, mi editora de A merced de un dios salvaje, es un lujo para cualquier escritor.

4.-  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil. ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros?

Es importante el núcleo familiar, pero para ello los propios padres tienen que ser conscientes de la grandeza de la lectura.

Otro agente sería el colegio, donde quiero creer que se les inocula el gen en la medida de lo posible.

Pero lo fundamental es crear obras que los seduzcan. Cuando un libro se hace viral entre los jóvenes, incluso entre aquellos que normalmente no leen, siempre es por algo.

5.- Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

Mi forma de escritura es muy rutinaria, nada de noches en vela tecleando sin respirar.

Escribo como si se tratase de otro trabajo, digamos, más convencional, con un horario que respeta las comidas y el sueño. Y trato de hacerlo en cualquier sitio que no sea una mesa. Normalmente en un sofá, ayudado de una legión de cojines para mantener la postura correcta.

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio. Y también cómo te documentas para tus obras, cómo preparas la información que servirá de contexto a tus personajes. 

El secreto para sacar adelante un proyecto tan loco como una novela es no dejar de escribir ni un solo día.

Cuando no estoy inspirado para crear bellos párrafos, me documento sobre temas concretos de la trama, que suelo tener diseñada en gráficos pero no completa.

Soy un escritor al cincuenta por ciento de mapa y de brújula.

7.- Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez?

Creo que toda plataforma que dé la posibilidad a nuevos escritores de mostrar su trabajo es útil. Y nada es fácil, ni suele ocurrir a la primera. Eso te lo digo por experiencia propia.

En esta carrera gana el que no hinca la rodilla.

8.- Supongo que no hay una sola respuesta, ni es fácil definirlo.  Pero ¿qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?

Como alguien dijo una vez, si puedes vivir sin escribir, no escribas.

Es una tarea dura y a menudo muy desagradecida.

Pero cuando disfrutas con cada párrafo, con cada línea, sin importante ni tan siquiera si alguna vez pondrás el fin, es una maravilla. Lo único que hace falta para escribir es amarlo, como para todo en la vida.

9.- Me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales.  A los lectores nos gusta la cercanía que permiten con los escritores y la posibilidad de hacerles llegar nuestras impresiones sobre sus obras.  ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional?

Ninguno somos iguales, dependerá de las circunstancias de cada uno.

Yo gestiono mis redes personalmente porque disfruto con el contacto con los lectores, aun cuando obviamente lleva bastante trabajo.

Lo importante es ser conscientes de que son una herramienta, y no un fin. No debemos identificarnos con nuestra imagen virtual.

10.- Otra clásica cuestión en mis entrevistas. ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro? 

No lo creo.

11.- En su momento leí «Edén», una historia que me atrapó desde el principio y que despertó mi interés en tu trayectoria.  Debo reconocer que tengo muchas ganas de leer tu último thriller.  Entre otras razones, porque tengo también raíces riojanas.  ¿Por qué crees que debo leer ahora «A merced de un dios salvaje»? ¿Qué resaltarías de este libro para convencerme de que es mi siguiente lectura? 

Me alegro infinito de que te gustase «Edén».

«A merced de un dios salvaje» también está concebida con ritmo de thriller cinematográfico. Hay crímenes, misterio, relaciones amorosas intensas…

Mientras redactaba, tenía siempre presente el precepto de oro narrativo: que el lector acabe cada capítulo deseando saber qué ocurre a continuación. Y sobre todo quería escribir un thriller psicológico en un escenario idílico como son los campos de la Rioja Alta, una pequeña comarca donde están muchas de las bodegas más emblemáticas de Rioja. Ese ambiente bello y al mismo tiempo misterioso, con calados subterráneos y cementerios de botellas, es cautivador.

12.-  Y la última pregunta está relacionada con el presente y con el futuro.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia? En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo? 

Estoy trabajando en otro thriller que seguirá explorando los escenarios de La Rioja y el mundo del vino desde una nueva perspectiva.

Aunque lo que hemos de hacer ahora es celebrar la cuarta edición de «A merced de un dios salvaje» y darle las gracias por todo lo que me está haciendo vivir.

¡¡¡Un millón de gracias Andrés por tu atención, tu tiempo y tus respuestas!!! Me alegré muchísimo cuando aceptaste mi invitación y me pediste rápidamente las preguntas.

Y estoy completamente de acuerdo contigo, lo único que hace falta para escribir es amarlo, como para todo en la vida.

Entrevista a María Reig

Entrevista a María Reig

Una nueva entrevista en el blog.  En esta ocasión le he podido hacer 12 preguntas a la escritora María Reig, una joven y prometedora autora que aceptó rápidamente la invitación.  La historia de su primer libro os va a encantar.

Mi reseña del libro «Papel y Tinta» la podéis leer aquí.

Primero os la presento:

Nació en Barcelona en 1992. Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid e hizo un Máster en Dirección de Comunicación Corporativa.

Cuando tenía 12 años, descubrió uno de sus tres viajes preferidos: escribir novelas. Desde entonces, no ha dejado de preparar la maleta para volver a partir con destino a su imaginación.

El segundo de sus tres trayectos favoritos es viajar en el tiempo, por eso se embarcó en la gran aventura de la novela de ficción histórica.

Podéis encontrar información más detallada sobre ella aquí.

Sus obras:

Papel y Tinta (2019): la novela con la que ha decidido iniciar su carrera literaria.

Y aquí está la entrevista:

1.-  En cada entrevista que he hecho a diversos autores, he comenzado con esta pregunta, ya que me interesa mucho vuestra respuesta y vuestras referencias literarias. Estoy convencida de que siendo escritora, eres primero una gran lectora.  ¿Qué te gusta leer y cuáles son tus autores preferidos? 

La verdad es que me encanta leer, pero me considero una lectora en descubrimiento. Es decir, no me cierro a ningún género y disfruto de diversos tipos de escritos y autores.

Me gusta mucho la Historia, así que tengo debilidad por novelas o ensayos que, de algún modo, me hagan aprender sobre algún periodo histórico. Por ejemplo, me encantó leer Guerra y Paz, de Tólstoi, Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini o Una mujer en Berlín, una obra anónima y autobiográfica de una mujer que vivió la llegada de las tropas soviéticas a la capital del III Reich, al final de la Segunda Guerra Mundial.

También disfruté muchísimo de la tetralogía de El Cementerio de los Libros Olvidados de Carlos Ruiz Zafón (me declaro absoluta admiradora de su prosa) y de El Tiempo entre Costuras de María Dueñas. Últimamente, he leído también novela de intriga. Me encantó descubrir a Joel Dicker y a Dolores Redondo.

2.-  Tengo la seguridad de que todos los principios son difíciles.  Por eso, quiero pedirte que nos cuentes con detalle la historia que hay detrás de tu libro.  Me parece un recorrido precioso, marcado por la ilusión de conseguir que un sueño se haga realidad. Tú lo lograste, por supuesto con esfuerzo y tesón, y me encantaría que nos transmitieses, sobre todo, tus sentimientos en cada paso. 

Ha sido un recorrido largo, pero muy emocionante en todos los sentidos. Después de mover el manuscrito por algunas editoriales sin éxito, me planteé la autopublicación como un modo de llegar a los lectores y, quizás, si funcionaba, a una editorial.

Así que me informé sobre la posibilidad de utilizar la opción de autoedición digital de Amazon. Tenía claro que, ante todo, necesitaba diseñar un plan de marketing que me sirviera de hoja de ruta para que la novela no se perdiera en la inmensidad de la red. Quería que tuviera una mínima visibilidad, así que me puse manos a la obra.

Cuando lo terminé, llegué a la segunda conclusión: necesitaba financiación para que todas aquellas ideas pudieran llevarse a cabo. Por ese motivo puse en marcha una campaña de crowdfunding. Yo tenía (y tengo) una capacidad de influencia muy limitada, por lo que no tenía claro que fuese a lograr el objetivo base antes de que se terminara el plazo de 40 días que me proporcionaba la plataforma de crowdfunding.

Me rodeé de amigos con talento y ganas que me aconsejaron y ayudaron a diseñar un proyecto atractivo. Grabamos un vídeo en el que yo contaba para qué necesitaba financiación. El resultado fue que en apenas 25 horas conseguí ese objetivo de 2.000€ que tanto temía. Antes de que terminaran los 40 días habíamos llegado a los 4.500€ gracias a más de 125 personas.

Fue maravilloso. La buenísima acogida de la campaña llegó a oídos de mi editor, quien, después de ver la página del crowdfunding, me pidió el manuscrito para valorarlo. ¡Y le gustó! Comuniqué el cambio de planes a los mecenas y decidieron acompañarme. Gracias a su generosidad, he podido emplear el dinero recaudado para financiar mi página web, mis primeras fotos profesionales, un evento para mecenas, mejorar las recompensas que les prometí…etc.

3.-  Es un momento complicado para los libros, las librerías y la lectura. Acabas de publicar tu primer libro con bastante éxito, visto el número de ediciones. ¿Piensas que podrás vivir de tu trabajo como escritora? ¿Te has comprometido de alguna forma con la editorial? 

Es demasiado pronto para sacar conclusiones. El arranque ha sido muy bueno y estoy muy agradecida por la acogida que ha tenido la historia de Elisa, pero a mí me gusta ir pasito a pasito. Es muy complicado llegar a vivir de la escritura, pero mi intención es que sea una parte fundamental de mi vida y, después, complementarlo con otras actividades que tengan relación con ella.

4.-  Eres una escritora realmente joven.  Como sabrás, se comenta con frecuencia que los jóvenes dejan de leer a los 17 años porque prefieren lo inmediato, la tecnología, el móvil.  ¿Es posible hacer algo para recuperar su afición? ¿Se puede competir con las series y con lo visual que ellos eligen? ¿Es viable convencerles de la importancia de los libros? 

En realidad, soy muy optimista con ese aspecto. Es cierto que es común escuchar que los jóvenes abandonan la lectura, pero yo quiero pensar que no ocurre con todos y que muchos solo se alejan temporalmente.

Hay momentos en la vida en la que te atrae más otro tipo de formato, pero quien ama leer siempre regresa a los libros. De hecho, en la actualidad, hay muchísimos jóvenes que están interesados en el mundo literario. Muestra de ello es el seguimiento que tienen los canales de booktubers (en su mayoría chicos y chicas de entre 20 y 30 años que se dedican a fomentar la lectura y la cultura entre la gente joven).

Yo confío mucho en el poder de los libros. Es cierto que lo visual y lo inmediato gana terreno en nuestros días, pero la magia de crear mundos en tu mente, de completar lo narrado por el escritor y de estimular tu creatividad nunca desaparecerá ni podrá sustituirse por lo audiovisual. Son formatos compatibles en el ocio y, en muchos casos, complementarios.

5.-  Esta es otra pregunta que repito en mis entrevistas, porque me apasiona descubrir vuestros pequeños secretos, vuestra forma de trabajar. Me interesa conocer cómo escribes, si tienes un espacio determinado para hacerlo, un horario fijo, algún ritual. 

Mi rutina es muy normal. Siempre escribo en mi habitación, donde está mi escritorio con el ordenador y los cuadernos en los que tengo mis esquemas y anotaciones.

Soy muy de mañanas, así que mi momento de mayor eficiencia siempre es antes de la hora de comer, pero no tengo normas fijas. Intento respetar mis ratos de menor creatividad y dedicarlos a repasar, leer o esquematizar escenas en lugar de obsesionarme con escribir un número de palabras concreto al día.

La música es mi gran acompañante mientras escribo, suele ser siempre instrumental porque si tienen letra terminan por darme dolor de cabeza (manías tontas…).

6.- También me gustaría saber cómo te inspiras, cómo solucionas un día de poca creatividad, cómo vas formando los personajes, si tienes el final de la historia claro desde el inicio.  Y también cómo te has documentado para tu obra, en la que resalta el contexto histórico, el ambiente de Madrid, sus espacios y comercios.  

Para cada historia que se me ha ocurrido el proceso ha sido distinto. En mi caso, la documentación es fuente primordial de inspiración, la base que me permite estructurar el relato hasta el final. Me gusta tener claro el desenlace antes de ponerme a escribir. Me ayuda a mantener coherencia y a dibujar en mi mente la evolución de los personajes. Los finales pueden estar más o menos pulidos cuando comienzo a escribir, pero la idea la suelo tener segura. Los personajes son otro de los pilares fundamentales. Construyo la historia apoyándome en ellos, por lo que, una vez tengo el esqueleto de la novela, me pongo a hacer bocetos de los personajes, les creo vidas y biografías.

En concreto, la documentación de Papel y Tinta ha tenido dos fases diferenciadas. Por un lado, la de antes de ponerme a escribir. A lo largo de esos meses, leí documentos, libros, asistí a una exposición, visité la Biblioteca Nacional de España, vi cine de la época, escuché música del momento, me empapé de imágenes del Madrid de principios del siglo XX…Cuando comencé el primer borrador, continué consultando constantemente los periódicos de la época. Y esa fue la segunda etapa, en la que debí ir más al detalle.

7.-  Me he animado a participar en distintos concursos, no sé si acertadamente, con el fin de encontrar un sitio y comprobar la calidad de mis relatos.   En tu opinión ¿son útiles estos certámenes? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has sido jurado alguna vez? 

Lo cierto es que he participado solo un par de veces en concursos y no gané en ninguna ocasión. Nunca he sido jurado. Yo creo que son muy útiles para incentivar tu creatividad. Muchos de ellos tienen un tema y unas condiciones y eso nos obliga a sentarnos frente al papel y tratar de obtener un resultado muy concreto.

Quizás no lo considero la mejor vía para sacar una conclusión sobre la calidad de tus escritos porque solo si ganas tienes esa valoración. Al final, se quedan por el camino textos buenos, pero que quizás no han emocionado al jurado o no ha logrado el objetivo como el ganador. Esto no se puede traducir en que sean malos. Por eso opino que participar está bien, pero tomándolo como una actividad para probar nuestra creatividad y pasar un buen rato escribiendo. Si ganas, alegría enorme. Si no, no debes desanimarte.

8.-  ¿Qué crees que tiene que tener un buen escritor para serlo?

Qué pregunta más difícil. Aquí voy a ponerme en la perspectiva de lectora.

Para mí, los mejores escritores son los que logran emocionar, los que te cautivan con su prosa y con las historias que crean. Los que aman escribir y lo trasladan a través de las líneas. Pero eso es mi visión de lectora, quizá para otro sean otras cualidades las más relevantes.

9.-  Por tu edad, me interesa también tu opinión respecto a internet y las redes sociales. ¿Crees que facilitan la relación entre autor y lector? ¿Pesa más lo positivo que lo negativo? ¿Es importante gestionarlas directamente o es mejor contar con un profesional? 

Las redes sociales e Internet, como todo, es una cuestión muy personal de cada autor. Hay escritores que nunca han tenido redes y no pasa nada por ello. Es parte de su marca. Otros son muy muy activos y es genial también.

Creo que cada uno tiene que decidir el papel que tienen las redes en su vida personal y profesional en función de lo que le hace sentir más cómodo. Esto también tiene que ver con la autogestión o la contratación de un Community Manager. Si tienes tiempo y ganas de gestionarlas tú, te aportarán seguro muchísimas experiencias positivas y otras que te gustarán menos. Si no lo tienes pero te interesa tener un espacio en las redes para ofrecer contenidos a los lectores, es también muy lícito subcontratar el servicio.

Personalmente, pienso que las redes sociales son un universo complejo al que hay que dedicar esfuerzo y horas, pero con una gran ventaja: el contacto directo con los lectores.

10.-  Otra clásica cuestión en mis entrevistas.  ¿Crees que existe una literatura para mujeres y que si el autor es hombre o mujer influye en el libro?

Pienso que los estudios de consumo seguro que han concluido que ciertos libros interesan más a hombres con tales características o mujeres con otras.

En general, opino que cada persona es un mundo y que, aunque haya parámetros que sirven de guía a los equipos de marketing, la literatura está hecha por y para personas. Creo que afectan los intereses que se tienen más que el sexo al que se pertenece. Por ejemplo, me daría mucha pena que algún hombre no se planteara leer mi libro por tener una escritora y una protagonista femenina.

11.-  Quiero consultarte también cómo es el tema de la promoción, si has contado con apoyo, cómo se lleva el asistir a reuniones de grupos de lecturas, a librerías a firmar, si tienes previsto presentar tu libro en distintas ciudades, la importancia de los blogs de reseñas, etc. 

El apoyo del equipo de Suma de Letras ha sido excepcional desde el primer momento. Ellos son parte fundamental de que haya podido hablar de Papel y Tinta en distintos espacios. Todas esas experiencias siempre son maravillosas.

Es el instante en que te das cuenta de que la historia ya no es solo tuya, es de los lectores. Me encanta que me digan cómo se han imaginado a este personaje o al otro, qué parte les ha gustado más, qué frases les han emocionado…Es increíble.

Tanto las presentaciones como los encuentros con lectores, blogueros, libreros son de gran importancia para un libro. Yo siempre digo que, durante el periodo de escritura, estaba yo sola, pero, después, es trabajo en equipo. Sin las reseñas, sin las recomendaciones de lectores, sin las entrevistas, sin las presentaciones, sin los clubs de lectura, sin los libreros esta aventura no sería igual.

12.-  Y la última pregunta es obligada, dada la repercusión de tu primer libro.  ¿Estás ya trabajando en una nueva historia?  En caso afirmativo ¿nos puedes adelantar algo?

Tengo ya ideas en la cabeza, pero todavía están muy verdes. Queda mucho trabajo por hacer. Primero con Papel y Tinta, proyecto que todavía necesita que esté al 100%, y después con las nuevas historias que me muero por contar a los lectores. ¡Ojalá pronto pueda darte pistas!

No quiero despedirme sin darte las gracias por darme la oportunidad de hablar de Papel y Tinta, de escritura y lectura en tu maravilloso blog, María José.

¿Se puede ser más encantadora? ¿Se puede tener más ilusión en un proyecto?  ¡¡¡Solamente puedo darte gracias una y mil veces María por tu atención, tu tiempo y tus respuestas!!! Ha sido un placer estar en contacto contigo para gestionar la entrevista y aprender un poco más con todo lo que nos has contado.

A partir de ahora ¡¡te seguiré muy de cerca!!